Publicado: El jueves 25 mayo 2017, a las 20:39
Visto en: Abc
Microsoft mantiene el listón con Surface Pro

El gigante norteamericano renueva su dispositivo convertible con más potencia y autonomía, pero mantiene gran parte de sus aspectos estéticos

Híbridos y convertibles han extendido la llamada era «post-PC». Y Microsoft lo sabe, aunque no hace gran negocio. Año y medio después del último modelo, el gigante norteamericano sigue poniendo empeño en el mundo del hardware con su nuevo modelo, Surface Pro, que ha presentado este martes en un evento en Shanghai (China) y con la que abandona la correlación numérica.

Llama especialmente la atención la eliminación de la correlación numérica respecto a las anteriores versiones. Tocaba hablar esta vez del «5», pero en su lugar el gigante norteamericano ha optado por una nomenclatura más abierta que demuestra su interés en este segmento convergente a largo plazo. Su estrategia es más bien de marcar el terreno e innovar, y más teniendo en cuenta que se trata de dispositivos poco accesibles por su elevado precio y eso reduce su capacidad de atracción comercial.

Sin grandes alharacas técnicas, la renovación de este dispositivo ha sido más bien continuista y poco arriesgada. Mantiene muchos aspectos externos respecto a su anterior versión. La idea con la que ha trabajado Microsoft es pulir algunos aspectos para mantener su fórmula. A falta de una gran renovación a nivel estético, ya que recuerda al diseño del anterior modelo, se ha logrado un diseño más elegante gracias a pequeños detalles como las esquinas, ahora redondeadas, y más silencioso. Atril, compatibilidad con lápices ópticos y funda-teclado siguen siendo sus principales aportaciones. Este equipo «2 en 1», que competirá con las tabletas de Apple más avanzadas, iPad Pro, dispone de una pantalla (sin cambios) de 12.3 pulgadas, resolución 2.736 x 1.824 píxeles y una densidad de 263 ppp.

A nivel técnico, sin embargo, pocos cambios, aunque ofrece una inclinación de hasta 165 grados (en un modo llamado Studio Mode), muy pensado por ejemplo para facilitar el bosquejo y toma de notas, máxime a que el nuevo modelo es compatible con Surface Dial, una especie de botón que se sitúa sobre la pantalla e interactúa con nosotros, ofreciendo interesantes herramientas a tiempo real. También se ha producido un pequeño avance en lo que se refiere al bolígrafo óptico, por ejemplo, dispone de una mejor sensibilidad (una latencia de 21 milisegundos) al soportar hasta 4.096 niveles de presión y la inclinación, según la propia compañía. De tal forma que dibujar es más cómodo y práctico al intentar simular la escritura manual.

El nuevo modelo, de un grosor de 8.5 milímetros y un peso de 768 gramos, dispone de un puerto USB y no USB-C, el tipo de conector que se ha convertido en un estándar en los teléfonos móviles inteligentes más recientes. En su interior, sin embargo, la empresa norteamericana sí que ha optado por incrementar su potencia, incluyendo configuración con procesadores Intel de séptima generación (conocidos como Kaby Lake), que según la empresa americana, es más veloz que el iPad Pro. Se podrá configurar de varias formas, con Intel Core M3 y los más potentes i7, así como elegir entre 4.8 y 126 GB de memoria RAM segú las necesidades. Los chips escogidos permiten, además, prescindir de los ventiladores con lo que se reduce el ruido. La duración también ha aumentado: su batería aguanta más de trece horas a pleno rendimiento. Una autonomía óptima que agradecerán los usuarios. Llegará a partir del 15 de junio a un precio todavía desconocido.

Microsoft, pese a no lograr cuantiosas ventas de su gama Surface, se ha posicionado como una de las firmas más innovadoras en este nuevo escenario en donde los portátiles convencionales siguen perdiendo fuelle e interés entre el público. Por primera vez en cinco años, la venta de ordenadores creció un 0.6% a nivel mundial en el primer trimestre del año con casi 60.3 millones de unidades vendidas en este periodo, según datos de la firma de análisis IDC. HP lidera este mercado, con una cuota del 21.8%, seguido de Lenovo (20.4%) y Dell (15.9%). Sin embargo, desde la consultora Gartner apuntan a una caída del 2.4% de las ventas globales al incluir, sin embargo, dispositivos como Surface, que hasta ahora no se habían renovado desde hacía más de un año.