Publicado: El domingo 30 abril 2017, a las 07:37
Visto en: Hipertextual
Estas son las razones por las que no puedes perderte Guardians of the Galaxy

Estamos ante un parangón sin precedentes de las adaptaciones de los cómics al cine. Pocas veces en la historia de Hollywood se han llevado tantos superhéroes, personajes de ciencia ficción o historias de universos perdidos a la gran pantalla y a los videojuegos. Los Vengadores, Transformes, Iron Man, Planet of Apes o las que llegarán como Batman vs Superman, Las Tortugas Ninja o Deathpool son algunos ejemplos de grandes títulos que han llegado desde los libros o los cómic a nuestros cines.

En este sentido, una de las apuestas de Marvel para este año, que desde hace unos años reserva el verano para presentar alguna de estas adaptaciones, es Guardians of the Galaxy (Guardianes de la Galaxia), que desde su estreno en USA y UK ha arrasando en taquilla con 219 millones de dólares de recaudación en su primera semana.

Pocos argumentos le faltan, puesto que con una factura de 150 millones en producción, unos efectos especiales que, según aquellos que han tenido la oportunidad de ver, dejan con la boca abierta, y una historia poco conocida entre el público general pero igual de apasionante que la mayoría de las historias de Marvel, son la receta de los estudios para convertir el cómic en una leyenda de la gran pantalla. Por ello, y al ser una historia menos conocida que el resto, nos hemos propuesto ofrecerte algunas razones por las que no puedes perderte Guardians of the Galaxy [sin spoilers]:

  • Es una de las historias menos conocidas de Marvel: Guardians of the Galaxy es una oportunidad única de adentrarse en el universo Marvel más allá de Thor, Avengers o Iron Man. Es algo nuevo, que esta vez evita centrar la atención al lector y al espectador en la Tierra para llevarle a los confines del universo con una gran historia detrás. Menos humanos, más universo. Pero no es solo eso. Los que no estén familiarizados con los cómics jamás habrán oído hablar de Star-Lord, Gamora, Groot, Rocket Raccoon, Drax the Destroyer, Nebula, Ronan the Accuser, Yondu o Nova Corps, y hay incluso muchos lectores de cómics que no están demasiado familiarizados con estos personajes y, sin embargo, Marvel ha apostado por su propia historia trayendo a la gran pantalla una algo que está sorprendiendo a todos.

  • Los años 80s son un personaje más: La película y el cómic está plagado de referencias los años 80s como Alf, Raiders of the Lost Ark, Footloose o Alyssa Milano. De hecho, parte de esta cultura popular de los 80s, de la que obvio los detalles para no caer en el spoiler, forman parte de la trama de la película casi al mismo nivel que el resto de los elementos, por mucho que se hayan intentando disfrazar de Easter Eggs. De hecho, su banda sonora, que se llama Awesome Mix en una cinta de cassette, ya vale mucho más que películas completas que han llegado al cine. ¿He dicho banda sonora? Aquí la tienes.

  • Los protagonistas no son héroes al uso: El universo de Guardians of the Galaxy es una locura. En esencia, un niño es secuestrado y llevado fuera de la tierra 26 años antes de los acontecimientos de la película, con la única intención de ser llevado de vuelta con su padre. Yondu, el extraterrestre que lo secuestró, junto con su grupo Ravagers, la mayoría renegados, lo cría como un proscrito por lo que termina en una cárcel del espacio. Y junto con un montón de extraterrestres peligrosos y malhumorados, escapa y termina salvando el universo. Los proscritos son la única esperanza del Universo. Y uno de ellos es un mapache.

  • Uno de lo protagonistas es un mapache armado hasta los dientes: ¿he dicho ya que unos de los protagonistas es un mapache? Exacto. Una de las cosas que más llama la atención al público que no conoce la historia detrás de Guardians of the Galaxy es que uno de los protagonistas es un Mapache. Una historia arriesgada tanto para los cómics como para el cine. Pero funciona. Rocket Raccoon es uno de los mejores personajes de la cinta, lleva la nota de humor y está completamente loco y armado hasta los dientes. ¿Quién diría hace unos años que un mapache iba a salvar el universo? Sí, suena ridículo, pero a su favor hay que decir que está bien conseguido, y que además está doblado por Bradley Cooper:

  • Tiene los mejores efectos especiales del año: La factura de efectos especiales es sublime. Vale, la mayoría del metraje es CGI, pero gracias a ello Guardians of the Galaxy tiene una de las mejores fotografías de ciencia ficción de las películas de cómics: planetas devastados, universos lejanos, colores y naves con cristal transparente que harán las delicias de los más aficionados a este género. Además el 3D es bastante bueno, no abusando de los efectos y dando mejor sensación de profundidad que su homónima en 2D. Algunos lugares de los cómics como Knowhere, Morag, Kyln y Xandar está representando al milímetro gracias a la magia del CGI, por lo que aquellos que ya conozcan la historia se quedarán con la boca abierta.

  • Thanos: Aunque ya apereció brevemente en los créditos The Avengers para anunciar su próxima entrega, en Guardians of the Galaxy hace otra -aunque pequeña- aparición para elevar el chaché de la cinta. ¿Y quién demonios es Thanos? De forma muy simplificada, es el supervillano por excelencia de Marvel. Thanos proviene de Titán y es el villano que creó un ejercito que destruyó su propio planeta y que pretende hacer los mismo con el resto del universo. No obstante, como decía, su aparición no es ni de lejos como personaje principal, puesto que es uno de los platos fuertes de Marvel y a día de hoy tiene una cuenta pendiente con The Avengers.

¿Aún no te he convencido? Aquí tienes el trailer para que veas con tus propios ojos porqué Guardians of the Galaxy es una de las mejores películas que puede ver este año independientemente que te guste o no la ciencia ficción o los cómics: