Publicado: El martes 18 abril 2017, a las 12:35
Visto en: Abc
«Hay que crear los mecanismos de defensa necesarios para evitar que algo tan beneficioso como la Inteligencia Artificial pueda causar graves daños»

La sevillana Pilar Manchón trabaja en Amazon como Director of Cognitive Interfaces. Es una de las pocas mujeres que triunfan en el sector tecnológico, en el que también existe la discriminación por sexo

Pilar Manchón (Sevilla, 7 de diciembre de 1972) es una de las escasas mujeres españolas que lidera el sector tecnológico. Y lo hace desde Bahía de San Francisco (California, EE.UU.), donde trabaja en Amazon como Director of Cognitive Interfaces. Pero antes de formar parte de la compañía de Jeff Bezos, estuvo en Intel. Todo «por culpa» de INDISYS, la empresa tecnológica que creó en su ciudad natal en 2003 y que Intel compró en 2013.

Las ganas de aprender, de superarse y un currículo envidiable (Doctorado Europeo en Lingüística Computacional, Master en Ciencia Cognitiva y Lenguaje Natural, Master en Internacionalización de empresas, Estudios de posgrado en tecnologías exponenciales y Licenciatura en Filología Inglesa), han llevado a esta sevillana hasta California, desde donde atendió a ABC Tecnología para hablar de la Inteligencia Artificial(IA), del emprendimiento y de su papel en un sector en el que las mujeres escasean.

Por cierto, «aparte de la familia y los amigos», lo que más echa de menos de su país es «la forma de vida (los horarios, las relaciones interpersonales,...) y «el jamón ibérico, la caña de lomo, el 'pescaito' frito...». Bendita gastronomía española.

Pilar, ¿qué haces ahora en Amazon?

Soy Director of Cognitive Interfaces en Amazon. Estoy muy ilusionada con mi nuevo puesto, ya que tengo la oportunidad de explorar y trabajar en proyectos, tecnologías e ideas de negocio donde la interacción inteligente y multimodal con los usuarios es una pieza clave. Amazon está lanzando muchas iniciativas muy innovadoras que están revolucionando el mercado y es un honor y un reto formar parte de esa aventura.

¿Y qué pasó con Intel?

Intel es una empresa extraordinaria y ha sido mi hogar durante algo mas de tres años. He aprendido muchísimo, crecido profesionalmente, trabajado con profesionales de calibre excepcional y he hecho muchos amigos. Como ya se ha anunciado públicamente, Intel esta también apostando fuerte por la Inteligencia Artificial y tiene una oportunidad fantástica. Estoy segura de que desde mi nuevo puesto en Amazon y dados los nuevos proyectos conjuntos de ambas empresas, tendré la oportunidad de continuar trabajando con ellos para el avance en la interacción inteligente entre entidades artificiales y personas.

Volvamos a tus inicios. INDISYS, ¿qué es, cómo nace y dónde está ahora?

Intelligent Dialogue Systems, INDISYS para los amigos, nace como «spin off» de la Universidad de Sevilla. Aunque la fundamos en el 2003, no pudimos ponerla en marcha hasta el 2005, cuando por fin conseguimos cerrar una primera ronda de capital semilla. Gabriel Amores, profesor de la Universidad de Sevilla y Director del grupo de investigación Julietta, fue la primera persona a la que propuse la idea y se convirtió en socio cofundador del proyecto. Tras una trayectoria complicada pero muy prometedora y varias rondas de financiación que nos permitieron expandirnos internacionalmente, fuimos adquiridos por Intel. El equipo continua trabajando en el mismo edificio en Sevilla, ahora como parte de Intel y es responsable del desarrollo de los proyectos basados en la tecnología original de INDISYS.

Cuando te encuentras con que Intel quería comprártela, supongo que ni te lo creerías ¿no?

Bueno, la verdad es que en los últimos 4-5 años ha habido un crecimiento exponencial del mercado de la interacción natural. En INDISYS conseguimos ponernos a la cabeza en tecnologías pioneras y la compra de la empresa fue la consecuencia lógica de una oportunidad que habíamos venido cultivando durante ya varios años. Teníamos varias empresas interesadas en invertir y trabajar con nosotros, pero Intel era ya un cliente además de un socio inversor y la transacción entre equipos que se conocen bien es un paso más natural. Fue una aventura muy emocionante.

Inteligencia Artificial (IA). Hay gente que se muestra susceptible. ¿Debemos mirar a la IA como una alianza o una enemiga? Teniendo en cuenta que es el futuro…

Desde mi punto de vista, la Inteligencia Artificial es una nueva frontera que marca un antes y un después en la historia de la humanidad. Estamos viviendo unas décadas muy emocionantes y con enormes avances tecnológicos que afectan a los cimientos mismos de la sociedad en aspectos tan fundamentales como la educación, la política, la medicina, la seguridad, el empleo, la privacidad, la ética y la calidad de vida en otros.

Es normal que cambios tan drásticos en cuestiones que afectan a cómo entendemos el mundo y el papel que jugamos en él, nos den un poco de vértigo. La mayoría de la población no tiene el conocimiento o las herramientas necesarias para entender en su conjunto la oportunidad o los riesgos asociados a la IA, para diferenciar entre las historias de terror de la ciencia ficción, y la realidad tangible de las próximas dos décadas.

Como en todas las revoluciones industriales, siempre hay momentos de incertidumbre, comunidades que se ven impactadas de manera más directa y la consabida resistencia al cambio de aquellos que tienen miedo al futuro. Sin embargo, el cambio es algo natural e inevitable. Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de ser parte de ese cambio y asegurarnos de que nuestra sociedad avanza en una dirección positiva de inclusión y tolerancia que se anticipa a los cambios, mitiga el impacto de los mismos en las comunidades vulnerables y los potencia en sus aspectos mas positivos. La Inteligencia Artificial es una herramienta con la que podemos construir, ayudar, potenciar, crear, solucionar ... pero como todo ingenio humano, siempre es posible utilizarlo con fines menos nobles. Por tanto, es también fundamental regular y crear los mecanismos de defensa necesarios para evitar que algo tan beneficioso como la IA pueda causar también graves daños en manos negligentes o sin escrúpulos.

Pilar eres española. Eres un ejemplo de que sí se puede emprender. En este sentido, ¿qué falla en el sistema español?

En España han mejorado mucho las cosas para los emprendedores en la ultima década. Me alegra ver la evolución positiva del sector desde el 2005 hasta ahora. Sin embargo queda mucho por hacer y no estamos avanzando lo suficientemente rápido en el mercado global en el que vivimos hoy.

Como ya he mencionado en otras entrevistas previas, aunque hay muchas barreras directas que se pueden solucionar con acciones especificas, el mayor obstáculo que tiene España, en mi modesta opinión, está enraizado en la cultura y la educación. Tenemos mucho de lo que estar orgullosos pero existen, sin embargo, algunos elementos menos deseables que tenemos que cambiar si queremos avanzar.

Por lo pronto y con pocas excepciones, hay un escepticismo nacional generalizado sobre el valor de las tecnologías e, incluso, la cantera de expertos que nacen en este país. Es muy difícil crecer y competir en un mercado global cuando tu propio entorno te infravalora y te corta las alas por una creencia popularizada e injustificada de que aquí no podemos ser tan buenos como en otros lugares. Los inversores nacionales, ya sean en capital riesgo, corporativos o gubernamentales, valoran más y tienen mayor predisposición a invertir más en soluciones, productos y equipos foráneos que en los nacionales.

La diferencia se traduce a varios ordenes de magnitud, lo que con frecuencia condiciona o trunca el potencial de crecimiento y la probabilidad de éxito de muchos proyectos. En las regiones donde florecen los grandes proyectos empresariales, la tendencia es la contraria: evalúan los proyectos de una manera mas aséptica, y si hay algún tipo de prejuicio, es en favor de lo propio o lo local.

Debemos asegurarnos de que la educación potencie una gran ambición profesional, además de la voluntad y la confianza de que se puede, y se debe intentar crear, crecer y ser uno de los motores que mueven el mundo. En mi opinión, los sectores críticos del país para el desarrollo de la alta tecnología y los proyectos empresariales deben reconocer que existe un problema de autodiscriminación y abordarlo abiertamente.

Tenemos grandes recursos, mucho talento y una cantera de jóvenes tan buena o mejor que tantas otras. Solo tenemos que dejarnos de buscar el pelotazo rápido, crear círculos virtuosos que potencien el crecimiento de nuestros vecinos, además del propio, y alegrarnos cuando tengan éxito, echar una mano, dar un espaldarazo al que prometa, y más oportunidades a los que ya lo intentaron antes porque ahora ya son más listos y es mas probable que lo hagan mejor.

Eres mujer. Te mueves en un sector dominado por el hombre. ¿Cómo llevas esta situación? ¿Tiene la mujer que esforzarse más?

Desafortunadamente, la situación de la mujer en el mundo empresarial en general y la alta tecnología en particular sigue siendo deficiente. La discriminación existe a pesar de que muchas grandes empresas internacionales están tomando medidas. Hay mucho camino que recorrer y no es un problema que afecte solo a las mujeres, sino a la sociedad en general. Todos somos responsables y debemos tomar cartas en el asunto

A juzgar por tu trayectoria, has tenido que cumplir ya algún que otro sueño. Pero ¿cuáles quieres alcanzar este 2017?

Me considero una persona muy afortunada. Aunque ha sido una trayectoria difícil, es bueno tanto saber apreciar las metas conseguidas como mantenerse humilde ante las que quedan por conseguir. En lo que a lo profesional se refiere, acabo de iniciar mi aventura con Amazon, una empresa fantástica que esta creciendo a una velocidad vertiginosa. Trabajo con profesionales de la más alta calidad humana y profesional en un entorno muy competitivo y con grandes retos. ¿Qué más puedo pedir? Espero, sinceramente, merecer la oportunidad que este equipo me brinda y contribuir de manera significativa a la misión fundamental de Amazon, que es beneficiar a sus clientes en todos los aspectos en los que sea factible.

Tú que has alcanzado sueños, ¿qué hay que hacer para lograrlos?

Lo primero es tener claro qué quieres conseguir, cual es tu sueño. Después, tienes que definir tu estrategia para conseguirlo y decidir si quieres o puedes pagar el precio, porque todo tiene un precio en esta vida que se traduce a sacrificios personales, riesgo, tiempo, esfuerzo, etc. Es importante evaluar regularmente si la estrategia actual te lleva más cerca de conseguir tu objetivo, o simplemente estás manteniéndote a flote.

El trabajo duro, la determinación y la capacidad de seguir intentándolo con mas ahínco e ilusión cada vez que pierdes una batalla o te enfrentas a un obstáculo, son elementos críticos. Alcanzar tu sueño suele ser como un triatlón, y hay que prepararse a fondo física y mentalmente, y actuar con deportividad ayudando a los que se cruzan en tu camino.