Publicado: El domingo 09 abril 2017, a las 11:19
Visto en: Hipertextual
El ex líder del movimiento del 68 defiende la violación sexual

Radio UNAM canceló el programa Sentido Contrario del ex líder del movimiento estudiantil del 68, Marcelino Perelló, por sus comentarios misóginos.

En el programa radiofónico, Perelló hizo referencia a las mujeres "que les dicen guapas y se ofenden y mandan al bote al güey por andar de piropero".

En otro comentario, se refirió al caso de Daphne, la menor violada en 2015 por cuatro jóvenes, llamados Los Porkys. Sobre el caso dijo que seguramente el joven que abusó de ella consideró que la joven estaba "muy guapa y muy mejible", a lo que añadió:

Tampoco eso de que te metan los dedos es para armar un desmadre estrepitoso […] O sea, la violación implica necesariamente verga, si no hay verga no hay violación. O sea con palos de escoba, dedos o vibradores no hay violaciones, hay una violación a la dignidad si tú quieres, pero de esas hay de muchos tipos, igual que si te embarran la cara con mierda de caballo.

Por otro lado, Marcelino Perelló aseguró que los abusos sexuales pueden causarle placer a sus víctimas y que “hay mujeres que sólo han sentido un orgasmo cuando son violadas. Eso es algo registrado en la literatura especializada. Cuando no hay culpa, es decir, cuando te violan entonces tú no tienes ninguna responsabilidad. Te violaron, entonces gozas”.

El actual director de Radio UNAM, Benito Taibo, lamentó las declaraciones de Perelló en su cuenta de Twitter:

Poco después, la radio de la Universidad Nacional Autónoma de México informó que el programa del ex líder del Movimiento del 68 no volverá a transmitirse.

Las declaraciones han causado mucho revuelo en Twitter y diversas organizaciones y activistas han publicado su opinión al respecto.

El escándalo de Porkys

El caso de los Porkys comenzó en 2015 en Veracruz cuando una pandilla de cuatro jóvenes hijos de influyentes políticos y empresarios del este de México fueron acusados de abusar sexualmente de una menor de edad.

Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta interceptaron y obligaron a una menor identificada como Daphne a subir a una camioneta una noche de enero.

Dentro del automóvil los cuatro jóvenes le quitaron el móvil a Daphne y la condujeron hasta un fraccionamiento en Boca del Río donde fue abusada sexualmente.

Semanas después, el padre de Daphne, se reunió con las familias de los agresores de su hija y prometió no levantar cargos si ellos accedían a grabar un vídeo disculpándose, y aseguraban que no se volverían a acercar a su hija, además de que acudirían a terapia.

Sin embargo, los Porkys no cumplieron el acuerdo y el padre de Daphne decidió filtrar un vídeo donde admitían su responsabilidad ante los hechos. Cuando el escándalo creció, al menos dos de ellos salieron del país.

Después de la participación de la Interpol en el caso, Diego Cruz fue extraditado a México y poco después fue absuelto, ya que el juez determinó que como este no había sentido placer durante el abuso sexual, entonces no se le podía encontrar culpable de violación ni de pederastia.

Actualmente, Capitaine continúa detenido, Rodríguez fue absuelto por un juez que determinó que él sólo había conducido la camioneta pero no había participado en los hechos y Cotaita continúa prófugo.