Publicado: El sábado 01 abril 2017, a las 16:19
Visto en: Hipertextual

Las empresas tecnológicas más importantes de Estados Unidos no están de acuerdo con las políticas de Donald Trump, específicamente las relacionadas con el medio ambiente. El pasado 28 de mayo, el presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva que acababa con las políticas de protección medioambiental de su predecesor Barack Obama.

Amazon, Microsoft, Google y Apple, entre otras, han anunciado que seguirán luchando contra el cambio climático y que están en desacuerdo con esta nueva orden, la cual acaba con los esfuerzos de Obama en la lucha contra el medio ambiente. Las compañías firmaron un comunicado conjunto publicado en Bloomberg en el que afirmaron:

Creemos que las políticas de energía limpia y climáticas, como el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan), pueden hacer que los suministros de energía renovable sean más sólidos y abordar la grave amenaza del cambio climático, además de apoyar la competitividad, innovación y crecimiento del empleo en Estados Unidos.

El Plan de Energía Limpia consiste en que los generadores de energía reduzcan las emisiones de carbono en un 32 por ciento para 2030. La orden ejecutiva de Trump ordena la suspensión del plan pero siempre y cuando se sustituya por uno nuevo. El nuevo proyecto podría tardar hasta seis años, el tiempo que necesitó el Gobierno de Obama para llevar a cabo su iniciativa.

Durante las negociaciones en la Cumbre de Paris de 2015, 81 empresas se comprometieron a reducir sus emisiones para luchar contra el cambio climático. Apple anunció que el 93 por ciento de sus instalaciones funcionan con energía renovable, mientras que Google pretende comprar suficiente energía limpia para satisfacer sus necesidades de electricidad a nivel mundial este año.

Las tecnológicas resaltaron en el comunicado que "retrasar la acción sobre el cambio climático será costoso en términos económicos y humanos, mientras que la aceleración de la transición hacia una economía baja en carbono producirá múltiples beneficios con respecto al crecimiento económico sostenible, la salud pública, la resiliencia a los desastres naturales y la salud del planeta". Ikea, Walmart y General Electric son otras de las empresas que prometieron bajar sus emisiones durante la Administración de Barack Obama y que prometieron seguir haciéndolo durante la presidencia de Trump.

Sin embargo, otras empresas han anunciado su apoyo a la nueva reforma de Donald Trump. La Asociación de Petróleo Independiente de América, que representa a los productores de petróleo y gas natural, elogió la orden ejecutiva, así como la Federación Nacional de Negocios Independientes.

Por su parte, Robert Murray, presidente y CEO de la empresa de minería de carbón Murray Energy Corp. afirmó en una entrevista con Bloomberg que "la gente se va a congelar en la oscuridad debido a la destrucción de la red de energía eléctrica bajo el poder de Obama y los demócratas. Trump está tomando la decisión correcta".