Publicado: El domingo 26 marzo 2017, a las 16:25
Visto en: Tuexperto
Cinco impresoras 3D que hacen cosas increíbles

Las impresoras 3D son capaces de hacer cosas increíbles. Aunque parezca ciencia ficción, muchos proyectos ya se han convertido en realidad. Como por ejemplo, conseguir cosas complicadas como realizar una casa hasta más sencillas como imprimir nuestra cara en el café. Todo eso, pasando por la fabricación de drones, cuerpos para las cámaras reflex de fotos o hasta un selfi en formato figura.

Aunque a día de hoy todavía es costoso contar con una de ellas, lo cierto es que según va pasando el tiempo se convierten en más asequibles. Repasamos lo que son capaces de hacer estas impresoras 3D:

Impresoras 3D que imprimen casas

Ya existen impresoras 3D capaces de imprimir casas. De hecho, ha sido una startup italiana llamada Wasp la que ha creado una impresora 3D de 12 metros de largo con la que podrías imprimirte una casa por menos de 40 euros.

La intención es la de generar viviendas con adobe y barro, haciéndolo a partir de estructuras circulares de 6 metros de diámetro. Una solución para lugares donde se hayan enfrentado a desastres naturales y se quiera trabajar en la reconstrucción de la zona en poco tiempo y sin gastar demasiado dinero.

Imprime tu cara en la espuma del café

Un latte selfie. Seguro que has visto esa especie de magos llamados baristas que hacen verdaderas maravillas con la espuma del café. Pues ahora hay creado una impresora 3D que es capaz de imprimir tu foto en el café, ya que con pequeñas gotas recreará la imagen elegida. Eso sí, la máquina cuesta algo menos de 1.000 euros, y su nombre es The Ripple Master.

¿Quieres un dron? Hazlo con tu impresora 3D

En este caso, vamos un paso más allá. Existen unos bolígrafos que imprimen en 3D y con ellos se puede hacer un dron. Lógicamente no se trata de uno de los drones grandes de carreras, pero sí queda un diseño muy interesante y que hará las delicias de todos los que quieran un dron y les guste experimentar cosas nuevas.

¿Y si imprimimos el cuerpo de una cámara?

Un proyecto llamado SLO ha surgido para imprimir el cuerpo de una cámara de fotos. Todo parte de Amos Dudley, un estudiante de 24 años que ya se hizo famoso por imprimirse sus propios brackets al no poder pagarse unos convencionales.

En su nuevo proyecto, ha desarrollado una cámara analógica de 35 mm que ha sido preparada para hacerse en una impresora de alta resolución Form 2 que funciona con resina de alta calidad. Así es como el diseño de la SLO ha sido optimizado y sus piezas más grandes han sido diseñadas para poder imprimirlas sin tener que apoyarlas. También se ha hecho por módulos, para no tener que imprimirlos todos si queremos reutilizar partes de una cámara analógica.

Nuestro selfi en 3D

Otra opción es imprimir nuestro autorretrato en 3D. Es decir, que podemos encargar una réplica de nosotros mismos o de alguien a quien queramos sorprender con esta figura.

A través de la web shapify.me podremos encargar la figura. O si tenemos una impresora 3D, intentar a hacerlo nosotros mismos.