Publicado: El domingo 26 marzo 2017, a las 14:27
Visto en: Abc
La ministra británica de Interior pide acceso a WhatsApp para combatir terrorismo

Amber Rudd considera «totalmente inaceptable» que servicios de WhatsApp ofrecen un sistema de cifrado que impide a los agentes de inteligencia conocer los mensajes que se envían los terroristas

La ministra británica de Interior, Amber Rudd, se ha mostrado este domingo a favor de que las agencias de inteligencia puedan tener acceso a las plataformas de servicios de mensajes como WhatsApp para combatir el terrorismo.

En unas declaraciones a la cadena británica BBC, la ministra ha considerado «totalmente inaceptable» que servicios de WhatsApp ofrecen un sistema de cifrado que impide a los agentes de inteligencia conocer los mensajes que se envían los terroristas.

Rudd se refirió a WhatsApp tras revelarse que el agresor del atentado de Londres del miércoles, Khalid Masood, utilizó esa plataforma de mensajes poco antes de arrollar con su vehículo a los viandantes que estaban en el puente de Westminster, pero los servicios secretos no pueden saber con quién se comunicó.

«Es totalmente inaceptable, no debería haber lugar en el que los terroristas puedan esconderse. Tenemos que estar seguros de que organizaciones como WhatsApp, y hay muchas otras como esa, no faciliten un lugar secreto para que los terroristas se comuniquen entre ellos», subrayó la titular de Interior.

«Tenemos que asegurar -puntualizó- que nuestros servicios de inteligencia tengan la capacidad de acceder» al WhatsApp.

La ministra hizo estas declaraciones después de que la Policía informase de que Masood actuó solo y de que no hay datos que sugieran que haya más complots terroristas.

Cuatro personas murieron y 50 resultaron heridas en el ataque ante el Parlamento británico. Las fuerzas del orden tratan de establecer si Masood actuó inspirado por propaganda terrorista.

Cifrado «end to end»

El autor del atentado, cuyo nombre de nacimiento era Adrian Russell Ajao, era británico de 52 años, nacido en el condado de Kent (sureste de Inglaterra), con historial delictivo y antecedentes penales por agresión violenta y posesión de armas.

WhatsApp introdujo en abril de 2016 el cifrado «end to end» con el objetivo de aumentar la seguridad y privacidad de los usuarios. Se trata de un sistema de comunicación que permite que únicamente las personas que hablan entre sí puedan leer los mensajes enviados. De esta forma, si alguien intenta acceder a las conversaciones mediante la interceptación de los mensajes, no puede, ya que se requiere del uso de unas claves criptográficas para poder descifrar la conversación, incluidos los proveedores de internet, la empresas que gestiona el servicio o las compañías de telecomunicaciones.

Hace tiempo que los servicios de inteligencia o gobiernos apelan por poder llevar a cabo técnicas de ciberespionajeen clave de seguridad. Sin embargo, las grandes tecnológicas se niegan a ello, pues defienden que está en juego la seguridad de los usuarios y se niegan a crear una «segunda puerta de entrada», como defendió Apple en su momento, que se negó a desbloquear el iPhone de un terrorista a instancias del FBI.