Publicado: El domingo 26 marzo 2017, a las 14:23
Visto en: Abc
Gummi Hafsteinsson (Google): «La gente llama mucho más a mamá que a papá desde Assistant»

En un encuentro de medios en el que asistió ABC, el responsable del asistente virtual de la compañía americana sostiene que el empleo de la voz para interactuar con las máquinas es un acto más natural que hacerlo desde pantallas táctiles y asegura que «la información del asistente se guardará en cada cuenta de usuario»

Los asistentes virtuales han dado mucho de qué hablar en estos últimos años. Ahí tenemos a Siri (Apple), Alexa (Amazon), y cómo no, Google Assistant. Probablemente Alexa sea el que más rápido se ha extendido en el último año gracias a su política abierta hacia cualquier empresa que lo quiera incorporar a sus dispositivos. Quedó patente en las últimas grandes ferias tecnológicas que tiene mucho recorrido para ofrecer nuevas formas de interacción con las máquinas.

Pero Alphabet, con Assistant, quiere darle un giro; ha sido la última incorporación, a la «fiesta» con la presentación de l altavoz inteligente Home el año pasado pensado para controlar algunas funciones del hogar. Pero se lo están tomando con calma. De momento sólo está disponible en su teléfono móvil, Pixel, y sus dispositivos, Home, y se encuentra limitado sólo al inglés. En un encuentro de medios en entre los que ha asistido ABC Gummi Hafsteinsson, Director de Producto de Google Assistant, señala que el objetivo es que «pronto» esté presente en infinidad de productos electrónicos.

Vayamos por partes, ¿qué es para Google Assistant?

Es una conversación entre tú y Google. Aunque parezca sencillo de explicar, en realidad es un fenómeno muy complejo. Los seres humanos, todo lo que hacemos durante el día, es hablar con las personas que nos rodean, y ocurre de forma muy natural. Una pregunta te lleva a una respuesta, de forma muy progresiva, hasta llegar a la información que necesitas. Eso es lo que esperamos de Assistant.

Por ahora está limitado a pocos productos. ¿Se extenderá este año?

En septiembre estará presente en tres lugares diferentes, Google Allo, Pixel y Home. En cada una de las plataformas de Google, el comportamiento del asistente será diferente. Por ejemplo, en Home, encuentra muy bien la música que le solicitas, pero en Pixel es muy bueno en la navegación, es decir, usando Google Maps. La idea es que pronto lo encontremos en todos lados, en el coche, en la televisión y, también, en relojes inteligentes. Assistant es una plataforma abierta para que terceros lo puedan incorporar en sus productos.

Ahí está la cuestión, ¿por qué no ofrecer más compatibilidades en más dispositivos?

Queremos llegar al máximo número de usuarios lo más rápido posible, pero Assistant tiene que estar preparado. Este año tendremos más idiomas, además del inglés, pero hasta que no esté perfecto, no estará disponible. Es posible que en algún momento saquemos un SDK para que terceros construyan su propio asistente con Assistant, así podremos llegar a más lugares.

¿Qué ocurrirá, por tanto, con Google Now?

Lo más probable es que llegue un punto en el que Google Assistant lo sustituya.

¿Qué se hace con toda esa información personal que se genera?

La información del asistente se guardará en cada cuenta de usuario, igual que el historial de búsqueda. Evidentemente no usaremos los datos privados del usuario, pero sí el agregado anónimo de datos, que es lo que se utilizará para el «machine learning» y la mejora del software.

¿No resulta extraño hablarle a una máquina?

El teclado y el ratón son fantásticos para introducir contenido, pero la voz es mucho más natural. En el futuro cada vez va a existir más tecnología a nuestro alrededor. Entonces será necesario unificar el interfaz de todos estos dispositivos y que no tengas que aprender algo nuevo cada vez. La voz es fácil, es natural.

¿Desaparecerán las pantallas como en la película «Her»?

Usar la voz no es eliminar cosas que ya tienes, es hacer accesible la tecnología. Las pantallas no van a desaparecer, seguirán estando ahí.

¿Cómo se compite con Alexa?

Si conseguimos proveer de valor al usuario, es decir, conseguir que éste sea más eficiente o más efectivo ya no habrá nadie con quien competir. Nos elegirá a nosotros frente a Alexa. Si no ocurre así nos tendremos que replantear todo y cambiar la estrategia.

¿Cuánta gente usa ahora Google Assistant?

Uno de cada doce usuarios de Google ya lo está usando. El nivel de fidelización que tenemos con Google Home es alucinante, eso será porque estamos haciendo algo bien. Es un producto muy conveniente, por ejemplo, mientras estás cocinando, hacer preguntas como «cómo se cocinan las patatas». Un dato, curioso, la gente llama mucho más a mamá que a papá desde Google Assistant.