Publicado: El viernes 03 marzo 2017, a las 21:39
Visto en: Abc
Barcelona apuesta por las dobles cámaras y las grandes pantallas en los «smartphones»

La feria muestra algunos avances en telefonía móvil mientras busca la próxima revolución tecnológica, aunque no ofrece grandes cambios estéticos

Pese a que los últimos años se han dado pasos en otras áreas y tocado otras áreas como la incipiente realidad virtual o los coches conectados, los «smartphones» siguen siendo los reyes del Mobile World Congress (MWC). La mayor feria tecnológica que cada año acoge Barcelona fue inaugurada el lunes oficialmente por el Rey quien, acompañado de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat; Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, recorrió los principales puntos de la feria. Incluso Felipe VI se atrevió a probar la realidad virtual en el expositor de Korea Telecom.

El año pasado fue, precisamente, la realidad virtual la tendencia que eclipsó a todos los visitantes en la ciudad condal. Sin embargo, este año ha pasado casi desapercibida. La edición del 2017 se ha estrenado sin una revolución tecnológica clara. Así, el mercado de la telefonía móvil sobresale entre las difusas líneas de tendencias que acoge la gran cita. Entre las redes 5G, el «Internet de las Cosas» (IoT), Inteligencia Artificial, coches conectados, «smartwatches»... las cámaras dobles y las grandes pantallas en los nuevos smartphones presentados han sido las tendencias más destacadas en esta primera jornada que, también deja grandes «ausentes».

El primero de ellos, Samsung. La firma surcoreana sí ha acudido a Barcelona pero no ha sobresalido en esta edición descafeinada del MWC. En esta ocasión, tan solo ha presentado una tableta, la Galaxy Tab S3, y una nueva edición de sus gafas de realidad virtual Gear VR con mando inalámbrico en un guiño a DayDream, de Google. Hasta la fecha, este dispositivo que genera realidad virtual móvil ha colocado ya unas 5 millones de unidades, aunque su catálogo crece lentamente, siendo el principal obstáculo al que se enfrenta esta tecnología que intenta «engañar» al cerebro con muntos alternativos. La sombra del fracasado Note 7 aún sobrevuela sobre la compañía.

La gama alta se distancia entre pocos jugadores

Aunque también ha habido hueco para los más nostálgicos, con el regresos del mítico Nokia 3310, la realidad es que Huawei, LG, ZTE o Lenovo-Motorola han seguido líneas similares. Al fin y al cabo, muy poco queda ya por reinventar en un mercado saturado, el de la telefonía móvil, cuyas ventas empezaron a no crecer al mismo ritmo el pasado año.

Sony presentó este lunes el Xperia XZ Premium, un terminal de 5.5 pulgadas que además es el primer «smartphone» con pantalla 4K HDR. Además de su potente procesador, la compañía se ha propuesto entrar por la puerta grande en el sector de la telefonía en este 2017. Por ello, ha dotado al dispositivo de un sensor fotográfico único capaz de grabar a Super Slow Motion.

El domingo, Huawei y LG fueron los principales protagonistas con las presentaciones de sus «smartphones». El nuevo Huawei P10 saldrá al mercado con doble cámara trasera, igual que su predecesor, el P9. La apuesta por la fotografía móvil le está funcionando muy bien a la compañía china gracias a su alianza con Leica. El nuevo dispositivo graba vídeo en calidad 4K y permite distintos modos de fotografía. Además, el smartphone saldrá con dos tamaños de pantalla: 5.5 y 5.1 pulgadas.

LG ha sabido, por su parte, plantar cara a Huawei. Al igual que el P10, el nuevo LG G6 cuenta también con una gran pantalla que ocupa casi toda la superficie del terminal, 5.7 pulgadas, en un cuerpo de metal que incorpora el sistema de doble cámara trasera, que además es sumergible. Parece que las megapantallas y la doble cámara se asientan. De hecho, Apple, que nunca suele asistir a este tipo de citas para dedicarse sus eventos propios, podría llegar así este año. Según los rumores, el iPhone del décimo aniversario, que será presentado en septiembre bajo un nombre que puede variar entre iPhone 7S o iPhone 8, tendría una pantalla de 5.8 pulgadas y cámara dual, como ya tiene el iPhone 7 Plus.

El regreso de lo retro

Nokia no ha sido la única que ha vuelto a sus orígenes en este MWC. BlackBerry también lo ha hecho. Esta vez, la compañía ha regresado con un teléfono, el KeyOne, con teclado físico, pantalla táctil y sistema operativo Android, mientras que Alcatel ha presentado el A5 Led, el primer «smartphone» interactivo con carcasa trasera que se ilumina de diferente forma con cada notificación, ya sean llamadas entrantes, mensajes, alarmas o alertas de las redes sociales.

Por su parte, ZTE ha presentado el Gigabit Phone, el primer teléfono preparado para tecnología 5G, las redes que lo conectarán todo en el futuro pero que, a día de hoy, es trata de meros ensayos en busca del protocolo estandarizado. De hecho, Telefónica y Ericsson presentaron cómo se conduce un coche en remoto a través de una red 5G. Se trata de la primera demostración de este tipo que se puede experimentar en tiempo real. Por último, Lenovo y Motorola han presentado sus Moto G5 y Moto G5 Plus, dos terminales de gama media y precios asequibles.

Ninguna novedad ya sobre móviles queda por desvelar en el MWC. El futuro de la industria tecnológica, las redes 5G o la inteligencia industrial serán los temas a tratar hasta el jueves 2 de marzo, día en el que el popular cita se despedirá hasta el año que viene. Se prevé récord de asistentes.