Publicado: El viernes 03 marzo 2017, a las 21:32
Visto en: Abc

La estética confeccionada en lana marca el plataformas más encantador en su adaptación a la portátil 3DS

«Poochy & Yoshi’s Woolly World» es un juego tan suave y bonito como marca su estética, confeccionada con textura de lana. Un plataformas clásico de desplazamiento lateral en dos dimensiones protagonizado por Yoshi, el encantador dinosaurio del universo de personajes de Mario. Una muy lograda adaptación del original de WiiU, «Yoshi's Woolly World», para la familia de portátiles de 3DS.

La estética textil marca todo el entorno: cada tejido tiene su propiedad (elasticidad, suavidad, rugosidad, tersura...) en un mundo hecho con hilo, repleto de detalles sacados de una caja de costura y de sorpresas. El planteamiento es clásico, basado en saltos, en un desarrollo de niveles y mundos repletos de obstáculos, escondites, vuelos medidos, pequeñas sorpresas por descubrir, items para transformar al personaje en fases concretas, y malos finales. Ahora, en este versión de 3DS, con partidas más cortas para adaptarse al juego portátil.

La exigencia es mínima, muy sencillo, apto para cualquier jugador; aunque el aliciente de conseguir todos los tesoros escondidos añade interés al jugador experimentado, a la vez que invita a la rejugabilidad. En esta versión portátil, todavía más sencilla que en WiiU, puesto que cuenta con la ayuda de Poochy siempre que se solicita en los momentos complicados.

La encandiladora estética aporta la originalidad a un título con una jugabilidad que cumple a la perfección. Aunque el apartado gráfico queda, lógicamente, por detrás de WiiU, donde había una explosión de texturas y colores. En la portátil se difuminan muchos matices, toda una pérdida en un juego donde importa cada tejido y cada hilo. También se pierde el modo cooperativo.