Publicado: El lunes 27 febrero 2017, a las 07:10
Visto en: Abc
LG G6  LG G6: adiós a los módulos; hola mega pantallas

LG cambia de tercio. Y si el año pasado sorprendía a todo el mundo con su G5, un teléfono modular y desmontable, único en su categoría, y que mediante accesorios podía convertirse en una cámara de fotos o un reproductor de música avanzado, este año ha decidido volver al redil y presentar un «smartphone», el LG G6, que poco o nada tiene que ver con el anterior. ¿La razón? Las ventas del G5 no fueron buenas, el público no terminó de apreciar tanta innovación, así que el buque insignia de este 2017 tenía que ser algo completamente diferente.

Los ingenieros de LG se pusieron manos a la obra y decidieron preguntar directamente a los consumidores cómo debía ser su teléfono ideal. El resultado fue que la mayoría querría poder usar el móvil con una sola mano. Y con una buena cámara, y además sumergible. Dicho y hecho, el nuevo LG G6 es, en palabras de un ejecutivo de la firma, «un teléfono diseñado por los usuarios y para los usuarios».

¿Significa esto que estamos ante un móvil «convencional»? Ni mucho menos. Si hay algo que a LG le vuelve loco es la innovación, hacer cosas nuevas, y eso ha quedado demostrado en muchas ocasiones. Por ejemplo, fueron ellos los primeros en lanzar un móvil táctil (LG Prada, año 2007), y también los primeros en tener un móvil con pantalla 3D (LG Optimus, 2011), o con pantalla curva (LG G Flex, 2014) o, como el año pasado, un smartphone modular, el G5. Por no hablar de los paneles OLED de sus televisores, que son únicos en el mundo y que ningún otro fabricante ha conseguido aún imitar.

Fiel a esa tradición innovadora, el nuevo LG G6 se convierte este año en el primer teléfono del mundo con una pantalla en formato 18:9. Y también en el primero que estrena la tecnología Dolby Vision, la tecnología «rival» del HDR, capaz de realzar el brillo y los detalles hasta límites insospechados. Tanto, que según LG su terminal es el que ofrece, entre todos los que existen, la experiencia más parecida a la de una gran pantalla de cine.

La razón para ese formato tan aparentemente extraño es, según fuentes de la propia LG, «aprovechar nuestra experiencia en televisores y llevarla hasta los smartphones». Las proporciones 2x1, en efecto (doble de ancho que de alto) se utilizan profusamente en la industria cinematográfica ya que, según los expertos, mejoran la experiencia visual y permiten una mayor inmersión en la escena. Es lo que LG ha llamado Univisión. El formato 18:9, además, permite dividir la pantalla en dos cuadrados idénticos, algo ideal para trabajar en multitarea, con dos aplicaciones al mismo tiempo, y sin que ninguna de las dos mitades pierda ni un solo ápice de definición.

Un móvil «todo pantalla»

En cuanto a la manejabilidad del terminal (el primer requisito del test previo a los consumidores), el nuevo G6 es «todo pantalla». Para ello, los ingenieros de la firma han conseguido insertar una pantalla de 5.7 pulgadas en un cuerpo de 5.2 pulgadas. Y es que para usar cómodamente el móvil con una mano, la anchura máxima no debe superar los 72 milímetros. (El G6 tiene 71,9 milímetros de ancho). El secreto está en los marcos laterales, que se han reducido hasta su mínima expresión, y el resultado es que, efectivamente, el terminal encaja a la perfección en una mano. Tanto, que al sujetarlo parece más pequeño de lo que es.

Con cuerpo Unibody de metal, la parte trasera cuenta con una cobertura de cristal protegida de golpes y roturas con Gorilla Glass 5. La cámara no sobresale de la trasera, lo que confiere al G6 un aspecto sumamente elegante. El teléfono, además, es totalmente sumergible. Cuenta con la certificación IP 68, que permite tenerlo bajo el agua a una profundidad de hasta un metro y medio durante treinta minutos.

La pantalla, QHD con Dolby Vision tiene una resolución de 1.440 x 2.880 píxeles y una densidad de 564 puntos por pulgada. Es decir, una calidad realmente excepcional. En cuanto a la cámara, LG vuelve a montar su doble cámara trasera, con un gran angular de 125 grados. La diferencia con la del modelo anterior es que, en esta ocasión, los dos sensores traseros son de 13 megapíxeles, de forma que al utilizar el modo gran angular no se pierde calidad, como sucedía con el modelo anterior.

La cámara delantera, de 5 megapíxeles, también tiene un gran angular de cien grados, más que suficiente para que nadie se quede fuera de un selfie. Una vez más, LG se convierte en el único fabricante que ofrece gran angular tanto en la cámara principal como en la frontal. En cuanto al software de la cámara, se estrenan toda una serie de nuevas funciones, en forma de modos «semi automáticos» enfocados a necesidades concretas, como por ejemplo fotografiar alimentos o tomar una imagen panorámica en 360 grados.

Si hubiera que poner algún pero al LG G6, sería que no incorpora, como han hecho otros fabricantes este año, el nuevo procesador de Qualcomm, el Snapdragon 835, que ofrece mejoras en la gestión de energía, en el apartado gráfico y que está especialmente prepararo para funcionar con aplicaciones de realidad virtual e Inteligencia Artificial.

El lugar de eso, El LG G6 montará el modelo anterior de Qualcomm, el Snapdragon 821, con cuatro núcleos, dos a 2.4 GHz y otros dos a 2 GHz. El 821 es el procesador elegido para los tope de gama del año pasado. La razón, según explica a ABC un portavoz de LG, es que «el 835 no está aún lo suficientemente probado y hemos preferido no correr ningún riesgo». La memoria RAM del LG G6 es de 4 GB y la de almacenamiento de 32 GB, con posibilidad de ampliarla hasta 2 TB con tarjetas microSD.

La batería, de 3.300 miliamperios, cuenta con un sistema de carga rápida que permite, en apenas 30 minutos, recargar algo más del 50% del total. Un sistema propietario de disipación de calor evitará que la batería se caliente y pueda dar un disgusto a algún usuario, todo con tal de evitar el «efecto Note 7». La disponibilidad del LG G6 será inmediata, aunque la firma no ha revelado aún cuál será su precio final.

También llega el LG X Power 2

La firma coreana presentó también en el MWC 2017 una nueva versión de su LG X Power, que ahora contará con una enorme batería de 4.500 miliamperios, especialmente pensada para usuarios muy amantes de los juegos o los contenidos multimedia. El X Power 2, además, cuenta con una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución HD y tecnología In-cell Touch, para ofrecer colores más vivos y claros.

El procesador, de ocho núcleos, corre a 1,5 GHz. y las cámaras son de 13 y 5 megapíxeles, respectivamente. La memoria RAM es de 2 GB y la de almacenamiento de 16 GB, aunque se puede ampliar hasta 2 TB con tarjetas microSD. El terminal saldrá a la venta durante este mismo mes de marzo. Por último, LG ha querido aprovechar el Mobile World Congress para mostrar dos nuevos relojes inteligentes.