Publicado: El miércoles 22 febrero 2017, a las 09:43
Visto en: Hipertextual
Pese a todo, Fever sigue siendo atractiva para los inversores

La aplicación de recomendaciones de ocio no pasa por su mejor momento, pero lo peor de todo es que lleva tiempo con esta tesitura. Fever, creada por el afamado y controvertido emprendedor Pep Gómez, e invertida en primera instancia por los que confiaron en Tuenti, ha encontrado la horma de su zapato: la búsqueda de la rentabilidad. O lo que es lo mismo, encontrar una manera de que la compañía se gestione de una forma viable siguiendo la línea que narran en las apps stores: "nacimos con un plan debajo del brazo pero desde muy pequeños hemos sido un poco inquietos".

Para lograr ese objetivo, Fever colocó a Ignacio Bachiller como CEO, anteriormente encargado del negocio y del lanzamiento en nuevas geografías, dejando a Pep fuera de la dirección de su propia compañía. Los rumores de una pésima gestión el importe de tres rondas de financiación millonarias –algo más de 22.35 millones de dólares– y una serie de reformas y rotaciones en la plantilla podrían explicar el cambio en la directiva.

Lo cierto es que el cambio parece que le está viniendo bien a la compañía de ocio. Compitiendo en un sector que tiene la capacidad de fagocitar la actividad de sus competidores, en una carrera por ser el más fuerte y rápido, Fever sigue manteniéndose a flote. Diferenciada de las compañías que sólo venden Tickets y de las que ofrecen cupones de descuento para diferentes experiencias –un sector que vivió su auge y caída–, la empresa de Pep ha conseguido aumentar facturación y empleados en sus filas: unos 80 en la actualidad y un beneficio de 105.000 euros al cierre de 2015. Con estas cifras ya sabemos que al menos obtienen beneficios, pero el objetivo de Bachiller es encontrar una mejor gestión de los recursos.

En está búsqueda de una mejor rentabilidad y, por tanto, de un razonamiento lógico en el uso de los fondos, Fever ha conseguido convencer de nuevo a los inversores. Un cambio de discurso y una mejora de la imagen pública que bien valen una ronda de financiación cubierta por los estadounidenses Accel Partners, Fidelity y un socio que, según ha podido saber El Español, no quiere desvelar su identidad. Un total de 5 millones de dólares que según apuntan, son el preludio de una posterior operación que podremos ver en los próximos meses.

¿Su objetivo? Mejorar la captación de usuarios, un sistema demasiado agresivo hasta hace un tiempo, y el mantenimiento de los que ya están suscritos a la plataforma.

Tags: fever, pep