Publicado: El martes 14 febrero 2017, a las 07:00
Visto en: Abc
Magic Leap: entre la expectación y la decepción

Se filtra una imagen del prototipo de este dispositivo de realidad aumentada desarrollado por una «startup» norteamericana que pese a estar valorada en millones de euros aún no ha presentado un producto funcional

El dinero llama al dinero. Así ha sido siempre. Magic Leap, una «startup» fundada en 2010 y con sede en Miami (EE.UU.),despertó pronto el interés de grandes inversores tecnológicos como Qualcomm o Alphabet, seducidos por su proyecto que se basa en la realidad aumentada, una tecnología que conlleva superposiciones de objetos virtuales sobre la realidad.

Hasta la fecha, esta iniciativa había hecho más ruido que otra cosa. Pero, por fin, se ha podido conocer el estado actual del proyecto. Según ha desvelado el medio especializado «Business Insider» mediante una imagen supuestamente filtrada por uno de los desarrolladores de la empresa, el prototipo de dispositivo está concebido para portarse mientras se anda para lograr la experiencia inmersiva.

Magic Leap: entre la expectación y la decepción
BUSINESS INSIder

El consejero delegado de Magic Leap, Rony Abovitz, ha salido a la palestra a través de un mensaje en su cuenta de Twitter para asegurar que la imagen «no es lo que crees que es». Sin embargo, se aprecia en la fotografía un diseño PEQ -el término utilizado por la compañía para describir a su prototipo actual-, que según los primeros indicios se presentará en una demostración a la junta directiva de la empresa en los próximos días. En lugar de estar portada la placa base en una mochila el equipo podría estar anclado en un cinturón para ser más fácil transportar. ¿Podrá ser un dispositivo funcional en algún momento o continuará siendo un sueño?

Con todo, el prototipo mostrado en la imagen dista mucho de convertirse a corto plazo en un producto preparado y viable para su comercialización. Hasta la fecha, Magic Leap ha recaudado 1.390 millones de dólares (1.309 millones euros) en capital riesgo y está valorada en 4.500 millones de dólares (4.000 millones de euros).

Uno de sus rivales es Microsoft HoloLens, unas gafas de realidad aumentada que se encuentra en fase de desarrollo pero ya se puede adquirir para experimentar con sus posibilidades. Al ser inalámbricas -aunque la batería tiene una duración de menos de cinco horas- permite al usuario moverse por la habitación, mientras que las características de Magic Leap que han trascendido les obliga a estar permamentemente conectado a un ordenador, lastrando así su alcance real.