Publicado: El martes 14 febrero 2017, a las 01:30
Visto en: Tuexperto
El iPhone 8 tendrá una batería más potente

Es uno de los lanzamientos más esperados del año, sobre todo para los fans de los dispositivos de Apple. Hablamos del iPhone 8, el móvil que con toda probabilidad esta compañía presentará a finales de verano, con el objetivo de conmemorar el décimo aniversario del lanzamiento del primer teléfono de la firma de la manzana.

Se han filtrado infinidad de rumores que nos indican que se tratará de un teléfono especial, aunque también se ha dicho que será el más caro que se ha presentado hasta ahora. Tanto es así, que su precio de salida al mercado podría superar los 1.000 euros. Sea como sea, hoy hemos tenido noticias sobre su batería.

Y es que el teléfono de Apple podría contar exactamente con una batería de iones de litio que aumentaría de manera significativa su capacidad. Los datos que se acaban de filtrar anuncian una batería con capacidad de 2.700 miliamperios. Teniendo en cuenta que la batería del iPhone 7 alcanzaba los 1.960 miliamperios, nos encontraríamos ante un crecimiento enorme. De hecho, aunque las dimensiones de la pantalla principal pasarían de 5,2 a 5,8 pulgadas, el nuevo smartphone sería capaz de superar la capacidad de batería de su antecesor – concretamente del iPhone 7 – en un 38%.

El iPhone 8 tendrá una batería más potente

El iPhone 8, además, llevaría integrada una batería con diseño PCB que aumentaría los costes de fabricación hasta en un 80%, una opción que no veremos en los iPhone 7s y iPhone 7s Plus que probablemente también se presentarán junto con el iPhone 8. El esquema de la batería cambiará considerablemente si nos fijamos en las imágenes superiores y esto no hace más que confirmar que, efectivamente, el nuevo smartphone de Apple podría ser más caro de lo habitual.

El iPhone 8 tendrá una batería más potente

En efecto, según los rumores, Samsung se habría encargado de la fabricación de la nueva pantalla OLED que llevará integrada el iPhone 8 y que seguramente tendrá unas dimensiones de 5,8 pulgadas. Parece ser que la de Cupertino habría encargado a Samsung la friolera de 160 paneles OLED en dos tandas, lo que podría garantizar un abastecimiento de hasta el 80% de la producción total que necesita la firma, teniendo en cuenta que las unidades que suele comercializar al año alcanzan los 200 millones de equipos.

Los iPhone 7s y iPhone 7s Plus que probablemente llegarían al mismo tiempo, en cambio, funcionarían a través de paneles LCD, aunque en muchas ocasiones se ha hablado sobre la posibilidad de que Apple dé el paso definitivo para equipar todos sus móviles con pantallas OLED. El valor de esta transacción sería de unos 4.300 millones de dólares (unos 4.000 millones de euros, si hacemos la conversión con el cambio actual), de modo que Samsung se embolsaría una importante cifra por fabricarle las pantallas a su eterna rival.

En cualquier caso, lo que parece más claro es que el iPhone 8 será definitivamente más caro. La culpa la tendrán, entre otras cosas, la pantalla OLED, cuya fabricación es más costosa que las tradicionales LCD, y el sistema de la batería, que para alcanzar una capacidad superior tendría que montarse de una manera distinta.