Publicado: El sábado 11 febrero 2017, a las 02:30
Visto en: Tuexperto
Una web permite comprar semen a domicilio por Internet

Las autoridades sanitarias han advertido de los peligros de este sistema en múltiples ocasiones, porque lo cierto es que la inseminación casera se está popularizando. Sí, existen bancos de semen que te mandan una muestra congelada a domicilio y que luego puedes usar para inseminarte en plan casero. Y aunque viene con instrucciones para que las mujeres que quieran quedarse embarazadas puedan llevar a cabo una inseminación exitosa, las garantías de que esto ocurra son francamente bajas, sobre todo si lo comparamos con las probabilidades que existen de conseguirlo en una clínica de reproducción asistida. En cualquier caso, hoy nos hemos quedado con la boca abierta al comprobar que existe una web danesa en la que puedes comprar semen por Internet y recibirlo a domicilio. Rápido y fácil, pero… ¿sin riesgos?

Una web permite comprar semen a domicilio por Internet

La página de Cryos International está disponible en distintos idiomas, entre los que se encuentra el español, de modo que si quieres comprar semen también podrás hacerlo desde aquí. Lo más sorprendente de este sistema es que te permite acceder a una base de donantes de semen sin registrarte, con la posibilidad de consultar sus fichas, conocer sus nombres e incluso ver sus fotos. Como lo lees. Puedes elegir de qué raza quieres que sea el donante (africano, asiático, caucásico, de oriente próximo o hispano), seleccionar el color de los ojos y del pelo, el grupo sanguíneo, la altura, el peso o la motilidad del esperma, un factor que indica el grado de concentración de espermatozoides en la muestra. Después de indicar los diferentes parámetros seleccionados, aparecerá ante ti un listado de los donantes que coinciden con tus requisitos y podrás acceder a sus fichas. Desde aquí podrás conocer más o menos fondo la vida del futuro padre de tu hijo, aunque debes tener muy en cuenta que todos estos donantes, según la legislación danesa, renuncian a ejercer cualquier derecho sobre el hijo que nacerá.

Lo más asombroso de todo es que al acceder a la ficha de cada uno de los donantes, tendrás acceso a diferentes informaciones personales e íntimas, entre las que se incluye un exhaustivo análisis sobre enfermedades venéreas y genéticas, así como a grabaciones de voz (para que puedas escuchar cómo suena) y descargar un archivo PDF con fotografías del donante de pequeño. También podrás saber si han producido embarazos con sus donaciones, qué perfil psicológico tiene y el nivel de estudios alcanzado. Si un donante te convence y quieres conocer su perfil a fondo, también podrás acceder a toda una serie de documentos y entrevistas en los que se habla sobre los orígenes de la familia, la infancia del chico y otros muchos detalles relacionados con su vida.

Una web permite comprar semen a domicilio por Internet

Cuando la futura mamá se haya decidido, lo único que tendrá que hacer es encargar el esperma: así, como si comprara unos zapatos. Basta con indicar qué unidad quieres (cada donante puede disponer de varias muestras) y  elegir la motilidad (cantidad de espermatozoides vivos por mililitro tras descongelar). Los precios pueden oscilar mucho, pero normalmente las muestras con mayor motilidad son las más caras, pudiendo superar los 1.000 euros por cada pajuela (que es el receptáculo en el que vienen congelados los 50 mililitros de semen que son necesarios para la inseminación casera). Lo que reciben estas mujeres en casa son botes criogenizados. Lo único que tienen que hacer es seguir las instrucciones proporcionadas por esta empresa y listo.

Los ginecólogos españoles no han tardado en denunciar estas prácticas y en advertir a las mujeres que pueden resultar peligrosas. El envío de semen a domicilio y la inseminación casera no ofrece todas las garantías que un proceso como este debería proporcionar. El presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), Agustín Ballesteros, ha advertido en repetidas ocasiones que estas prácticas son un verdadero riesgo, más teniendo en cuenta que no hay garantías sobre la calidad ni el origen del esperma. Dice que tampoco hay ningún tipo de control médico y que en determinadas ocasiones, los embarazos están sencillamente contraindicados.