Publicado: El jueves 09 febrero 2017, a las 02:31
Visto en: Tuexperto
La máquina de vending más grande del mundo vende coches

La empresa Carvana ha construido en Austin una máquina expendedora un tanto particular. Y es que, está gigantesca máquina de cinco pisos de altura guarda en su interior una veintena de coches. Para sacar el coche tendremos que meter una moneda y esperar a que la gran maquinaria que lleva dentro este “edificio” de cristal nos entregue el coche. Suena raro, ¿verdad? Vamos a ver cómo funciona.

La forma de comprar ha cambiado, de eso no hay duda. Muchos de nosotros compramos online prácticamente de todo. Y no nos referimos solo de pequeñas cosas, ya son muchos los usuarios que no tienen problema en comprar un caro televisor o cualquier otro tipo de equipo cuyo precio sea de varios miles de euros. Teniendo esto en cuenta, solo era cuestión de tiempo que las compras online llegaran a otro tipo de bienes “más importantes”. En esta ocasión hablamos de coches. La empresa Carvana es una conocida compañía de coches usados ubicada en Phoenix, Estado Unidos. Esta empresa ha creado un llamativo sistema para entregar sus coches.

Consiste en una gran torre de cristal que guarda en su interior hasta 20 vehículos. Este edificio de vidrio se convierte en una gigantesca máquina expendedora, en la que, para sacar el coche, tendremos que poner una moneda en una maquina que se ubica fuera. Como es lógico, no se trata de cualquier moneda. Se tata de una moneda gigante que nos proporcionará el empleado del concesionario. Una vez introducida la moneda, un gigantesco sistema mecánico de robots encontrará el coche seleccionado dentro de la torre, lo levantará de su plataforma y lo bajará a ras de suelo, dejándolo en una zona donde podamos recogerlo. Aquí tenéis un vídeo de cómo funciona.

Pero, ¿cómo conseguimos una de esas monedas? La respuesta es bastante lógica: comprando el coche. Carvana es una tienda online de coches de segunda mano. Los coches que ofrece esta empresa se pueden adquirir a través de su página web. Una vez seleccionado el coche, tendremos que pagarlo o financiarlo. Una vez realizado el pago o aprobada la financiación, además de firmado todo el papeleo, el coche estará listo para la entrega. Todo el proceso se realiza online, incluso la aprobación de la financiación y la firma de los contratos.

En el proceso de entrega es donde entran las máquinas comentadas. La compañía ofrece la posibilidad de recoger el vehículos en una de sus “máquinas de vending” (así las llaman ellos mismos), ubicadas en Atlanta, Nashville, Houston o Austin. Incluso si el cliente no es de ninguna de estas ciudades, la empresa le ofrece hasta 200 dólares para un billete de avión para que el cliente se acerque a recoger el vehículo. Una vez en la ciudad, un chófer de Carvana llevará al cliente desde el aeropuerto hasta la máquina expendedora.

Un sistema realmente curioso, pero que la empresa asegura es 100% seguro. Carvana ofrece una garantía de 100 días y la posibilidad de probar el coche durante 7 días y, si no es del agrado del cliente, devolverlo sin hacer preguntas.

Puede que pensemos que este sistema es parte de una estrategia de marketing para llamar la atención, pero la empresa asegura que con este sistema de venta online y distribución se ahorran unos 1.500 dólares por vehículo. Esto se traduce, según la compañía, en precios más bajos para los clientes. Desde luego, el dicho de “renovarse o morir” nunca fue tan cierto.

Vía | TNW