Publicado: El miércoles 08 febrero 2017, a las 08:00
Visto en: Tuexperto
La UE quiere eliminar trabas para disfrutar de Netflix fuera del país

A través de un gran acuerdo entre el Consejo de la UE, el Parlamento y la Comisión Europea,  se ha dado el primer paso para poder ofrecer a los usuarios una conexión estable a servicios de streaming a lo largo y ancho del territorio comunitario. Este acuerdo, al igual que aquel dirigido a eliminar progresivamente las tarifas de roaming, busca hacer la comunicación dentro de Europa más ágil y sencilla, siendo consecuentes con la idea de un mercado único europeo.

Actualmente, disfrutar en otros países de servicios de streaming como Netflix es imposible, sufriendo un bloqueo en el servidor con el argumento del cambio de ubicación, y sin importar que estemos pagando el servicio. Este problema se amplía a retransmisiones deportivas, juegos online o plataformas de lectura de ebooks, por poner algunos ejemplos. Los derechos de autor y las licencias de uso territorial son las principales razones de esta limitación.

El paso más difícil ya se ha dado, que es el llegar a un acuerdo por las tres grandes instituciones europeas. Sin embargo, todavía queda otro más, y es que la Eurocámara ratifique la propuesta, y la convierta en normativa. La idea inicial es poner en marcha esta medida durante este año 2017, pero tal vez no sea tan fácil como parece.

La UE quiere eliminar trabas para disfrutar de Netflix fuera del país

Aspectos por limar

Pese a que la idea parece sencilla, eliminar las fronteras entre los diversos servicios de streaming genera algunas cuestiones. Una de ellas es considerar la situación de que las distintas versiones nacionales del servicio no cuenten con el mismo catálogo. Poniendo el ejemplo de Netflix, no queda claro si esta decisión implicaría que los usuarios que viajen a Alemania podrían consultar el catálogo de películas de Netflix Alemania, o si simplemente disfrutarían del catálogo español en territorio germano. En una tercera opción hipotética, podrían ocurrir las dos cosas a la vez y que los catálogos se compartan temporalmente.

Desde el punto de vista del copyright también habría que ver cómo se gestionarían los  de derechos de autor generados por las reproducciones una vez los usuarios se encontrasen fuera de sus países de residencia. ¿Quién tendría acceso a esa información, el país donde se origina el consumo o el país de donde es originaria la cuenta? ¿Qué entidad sería la que se encargaría de cobrarlos?

La UE quiere eliminar trabas para disfrutar de Netflix fuera del país

El asunto de los precios parece que no sería problema, porque la mayoría de plataformas ofrecen los mismos precios para todas las áreas que se encuentran regidas por la misma moneda, el euro. No ocurre con todas las empreas, y de hecho existe el caso de Steam, que se encuentra investigada por ofrecer precios distintos para las diferentes regiones de la Unión. Los reguladores europeos consideran que esa práctica viola la condición del mercado único europeo.

De cualquier manera, parece que este nuevo movimiento aperturista de la UE requerirá un texto un poco más complejo que tenga en cuenta la realidad de las diversas plataformas de streaming. Ello nos hace pensar que los plazos que se tienen en mente para aplicar esta decisión pueden alargarse más de lo deseado, como pasó con el ‘culebrón’ del roaming. Lo importante, sin embargo, es que la maquinaria se ponga en marcha.