Publicado: El martes 07 febrero 2017, a las 19:38
Visto en: Hardzone
Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Hace unas semanas os contábamos que, para celebrar que ya han vendido más de 10 millones de fuentes de alimentación, Corsair había lanzado una edición limitada y numerada con solo 100 unidades en todo el mundo de su fuente de alimentación RM1000i, llamada Corsair RM1000i Special Edition. Una de éstas fuentes ha pasado por nuestras manos, y si bien no hemos podido realizarle el habitual análisis a fondo, sí que hemos querido elaborar éste artículo para mostrárosla de primera mano.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano
Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Técnicamente, la RM1000i Special Edition es exactamente igual a la RM1000i normal que ya analizamos en su día, solo que ha sido pintada de color blanco, se ha incorporado un ventilador con iluminación LED también de color blanco, y se ha cambiado el juego de cables habitual por unos sleeving con mallado invididual, por supuesto manteniendo el color blanco que caracteriza a ésta fuente de alimentación de edición especial. Así pues, estamos ante una fuente de alimentación con 1000 vatios de potencia, con cableado 100% modular, eficiencia 80 Plus Gold y con control digital, permitiéndonos monitorizar sus parámetros y controlar algunos de ellos desde el software Corsair Link. Ésta fuente de alimentación también tiene su garantía ampliada a 10 años, frente a los 7 años del modelo normal.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Tal y como indicábamos hace un momento, técnicamente ésta fuente de alimentación es idéntica al modelo regular, así que comparte con ésta la tabla de potencia que podéis ver a continuación.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Una de las opciones que ésta fuente nos permite configurar a través del software es la posibilidad de hacerla funcionar con un único raíl de +12V o bien con un total de ocho raíles. El hacerla funcionar de una manera u otra depende de las preferencias del usuario, y para saber qué es mejor os enlazamos también un artículo en el que os lo explicamos con todo detalle.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Para terminar con sus características técnicas solo queda mencionar que se trata de una fuente de alimentación con refrigeración híbrida, lo que significa que su ventilador permanecerá apagado cuando el consumo sea inferior a 400 vatios, manteniéndose así completamente en silencio (aunque ésto también lo podremos configurar mediante el software, claro). Y, como no podía ser de otra manera, cuenta con todas las protecciones habituales en las fuentes de alimentación de gama alta (no en vano Corsair la dota de diez años de garantía).

EL EMBALAJE

Al contrario que el modelo normal cuyo embalaje exterior es de color blanco y amarillo, la Special Edition viene con un embalaje de color negro que resalta el blanco del dispositivo. Ya en la cara frontal podemos ver que Corsair ha querido dejar bien claro que se trata de una edición especial para conmemorar los 10 millones de fuentes vendidas, aunque no dicen que sea edición limitada (eso viene ahora después).

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Detalle.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En la parte trasera el fabricante nos muestra tres cotas de la fuente con sus dimensiones, la tabla de potencia que hemos visto antes en la zona inferior, y una pequeña explicación sobre el software Corsair Link y la eficiencia 80 Plus Gold de la fuente.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En uno de los laterales se enumeran los cables y conectores. Ya en las imágenes se puede ver que no son cables normales sino los sleeving.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En el lateral opuesto tenemos dos gráficas, la primera con la curva de eficiencia y la segunda con la del perfil del ventilador.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En éste lateral encontramos una pegatina que nos indica que la fuente que hay en el interior es la número 89 de 100, denotando por fin que se trata de una edición limitada y numerada. Solo hay 100 unidades en el mundo y ésta es una de ellas.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Finalmente, los dos laterales que quedan nos muestran una imagen a tres cuartos de la fuente con sus principales características resumidas.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

LOS ACCESORIOS

Como es habitual en Corsair, éste embalaje exterior que hemos visto es de cartón blando, y de su interior sacamos una caja de cartón duro y color neutro solo adornada con el logo de la compañía.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En su interior tenemos en un lado la fuente perfectamente protegida y el juego de cables en el otro, en una bolsa para protegerlos. También, claro, los panfletos y demás accesorios habituales.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Por una parte tenemos el manual común para todas las fuentes de la familia RMi, y por otro la guía de garantía. Éstos son los mismos panfletos que el fabricante incluye en toda la familia de fuentes, y como siempre matizamos, junto con Silverstone es el fabricante que proporciona más información en el manual. Si eres un sibarita de la electrónica te encantará leerlo porque viene todo explicado al máximo detalle.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Se incluye también un cable de corriente (que en este caso es americano), separadores (peines) para los cables y un blíster con bridas, tornillos y una plaquita metálica con adhesivo que reza “Powered by Corsair”. Habría estado bien que en ésta plaquita también pusiera la numeración de la edición limitada, ya para marcarse un tanto solo con esto, pero bueno.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Vamos con el cableado. Viene en la habitual bolsa de nailon con el logo del fabricante.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Además de los cables habituales que veremos en seguida, Corsair incluye dos conversores de MOLEX a conector PWM de 4 pines para ventiladores, un cable para conectar a Corsair Link (si tenemos el Commander comprado) y otro cable USB para conectar a un cabezal interno de la placa base, que será el que nos permita controlar todos los parámetros de la fuente desde el software.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Empezamos con los cables. Tenemos tres juegos de cables con conectores MOLEX de 4 pines.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Cada uno de ellos, de buena longitud, nos proporciona cuatro conectores, así que tendremos 12 en total.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Este es el conector común que va a la fuente de alimentación. Fijaos en la calidad del sleeving.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Tenemos también tres cables con conectores SATA, de la misma longitud y con el mismo número de conectores (4 por cable) que los anteriores.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Éstos son los PCI-Express, en total cuatro cables que cada uno de ellos cuenta con dos conectores PCI-Express de 6+2 pines. En total podremos conectar a la fuente cuatro tarjetas gráficas que, cada una, utilice dos conectores de 8 pines. Casi nada, ¿eh?

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Su longitud está bastante bien para poder canalizarlos por detrás de la caja en aquellas con dimensiones considerables.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Aquí una diferencia importante con respecto al cableado de la RM1000i normal: en el modelo normal el cableado era plano, pero los PCI-Express eran redondeados con mallado normal para poder incorporar condensadores y filtros de línea en el cable para asegurar que la potencia le llega a la tarjeta gráfica totalmente limpia y estable. En éste caso Corsair mantiene el sleeving pero a mitad del cable nos encontramos con ésta circuitería protegida por plástico resistente al calor.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

La fuente también incluye dos cables con conector EPS de 4+4 pines, por lo que es compatible con placas base de doble procesador.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Finalmente el cable ATX de 20+4 pines, que igual que los cables PCI-Express y los EPS tienen también esos filtros de línea incorporados en el cable.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Por cierto, los peines que vimos hace un rato, sirven para separar individualmente cada uno de los cables del conjunto. De ésta manera.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Lo que conseguimos con esto es que los cables no se crucen entre sí y que vayan paralelos para mejorar la estética de las zonas que queden a la vista una vez que tengamos el equipo montado.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

LA CORSAIR RM1000i SPECIAL EDITION

Vamos por fin con la fuente. Viene, como todas las fuentes de alimentación del fabricante, protegida por una funda de terciopelo negro con el logo del fabricante imprimado.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Aquí la tenéis, la joya de la corona de Corsair.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En la zona superior, tras una rejilla de color negro, encontramos el ventilador de 120 mm con aspas transparentes que cuando la fuente esté encendida se iluminará en color blanco.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En la cara opuesta la habitual pegatina con la tabla de potencias, protecciones y regulaciones cumplimentadas.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En los laterales, una pegatina de plástico mostrando marca y modelo (y que es la Special Edition, claro).

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En la parte trasera de la fuente, la que da hacia el exterior cuando esté montada en una caja, tenemos un panel de salida de aire con perforaciones hexagonales (conocido como panal de abeja), el conector de alimentación y el botón de encendido. Por supuesto, también la numeración 89 de 100. Una etiqueta negra nos indica que no nos asustemos si el ventilador no se enciende, pues tiene refrigeración híbrida y éste permanecerá apagado hasta que la fuente alcance 400 vatios de consumo.

Finalmente aquí tenemos la cara interna, con los conectores modulares. En la parte izquierda está el conector Corsair Link, el USB, un LED de indicador de estado y un botón “Fan test” que nos permite poner el ventilador en funcionamiento durante unos segundos para comprobar que va bien.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Procedemos a conectar la fuente de alimentación para ver su iluminación. La siguiente imagen es con el flash de la cámara activado y el ventilador parado.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Igual pero con el ventilador en funcionamiento.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

La iluminación también se ve por la parte trasera, o en otras palabras, se verá desde fuera de la caja.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En las siguientes imágenes podéis ver que la iluminación, tomada sin flash en la cámara, es blanca pero tirando a azulado.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

RENDIMIENTO

Como indicábamos al principio, en éste caso no podemos mostraros nuestro habitual análisis completo. No obstante y dado que su circuitería es exactamente igual a la RM1000i normal que ya analizamos en su día, volvemos a poneros por aquí sus parámetros para recordar qué tal se comporta ésta fuente de alimentación de Corsair.

La siguiente tabla muestra los datos que tomamos en las pruebas, sometiendo a la fuente de alimentación a cargas del 10, 20, 50, 75 y 100%. El valor Input muestra los vatios de potencia que le entran a la fuente de alimentación desde la toma de corriente, y el valor Output muestra lo que la fuente de alimentación entrega al equipo, quedando la eficiencia reflejada a la derecha del todo. También podéis ver en la misma tabla los valores medidos en los raíles de +12, -12, +3.3, +5 y 5Vsb.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Con los valores recogidos nos queda una gráfica de eficiencia de esta manera:

Hablando de la potencia que entra y la que sale, mediante la que se calcula la eficiencia, la siguiente gráfica muestra la diferencia entre unos y otros valores.

Y así queda en forma gráfica los valores que mueve la fuente tanto de intensidad (amperios) como de tensión (voltios).

Como podéis ver, los valores que nos presenta ésta familia de fuentes de alimentación de Corsair son fuera de serie, a la par con la calidad de los componentes internos que el fabricante escoge para ésta, y es que no en vano recordemos que estamos ante una fuente de 1000 vatios que cuesta más de 200 euros, y no podíamos exigirle menos.

EL SOFTWARE

Ya conocemos Corsair Link de sobra, un software muy completo que nos permite monitorizar y controlar diversos parámetros del hardware de la marca. En el caso de las fuentes de alimentación como es el caso -por supuesto siempre que sean digitales con el conector interno USB- podemos ver los valores de voltaje de la fuente y su temperatura, así como la velocidad de funcionamiento del ventilador.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Si hacemos clic sobre la fuente, no solo podemos ver una gráfica de la potencia que entra y la que sale, sino también todos los valores relacionados con nuestra fuente de alimentación. Además podemos activar y desactivar el modo de un raíl o multi raíl (en la imagen la eficiencia es de un 82% nada más porque el equipo está en reposo).

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Fijaos cómo la eficiencia sube al 93% cuando someto al equipo a cierta carga (Furmark + Prime95).

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

Haciendo clic sobre la velocidad del ventilador podemos configurar el perfil. A pesar de que se trata de una fuente híbrida que apaga el ventilador cuando el consumo es bajo a mi me gusta tenerlo fijo al 40%, una velocidad (de entre 750 y 800 rpm) que es casi inaudible pero que mantiene la fuente fresca en todo momento (nunca me ha pasado de 40 grados centígrados haciendo esto).

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

En ésta otra pantalla podemos monitorizar de manera gráfica todos los valores del sistema. En el caso de los dispositivos compatibles con Corsair Link podemos además editar su configuración. En el caso de la fuente solo podremos escoger si queremos que el ventilador funcione de manera automática o si bien preferimos que el ventilador esté siempre en funcionamiento a una velocidad determinada.

Corsair RM1000i Special Edition: primer vistazo de primera mano

CONCLUSIÓN

La Corsair RM1000i Special Edition es una fuente de alimentación ideal para sistemas de gama alta; nos proporciona una potencia limpia y estable con todas las garantías, y con respecto al modelo habitual nos da un toque de exclusividad tanto por su color blanco y su iluminación como por el juego de cables sleeving de máxima calidad que el fabricante incorpora con ésta. Además es ideal para coleccionistas, pues solo hay 100 de éstas unidades en todo el mundo, todo un lujo, desde luego.

PROS:

  • 1000 vatios de potencia limpia, estable y eficiente.
  • Potente raíl de +12V con posibilidad de poner configuración multi raíl.
  • Conectores de sobra para cualquier sistema de gama alta.
  • Cables sleeving blancos con mallado individual de máxima calidad.
  • Certificación de eficiencia 80 Plus Gold.
  • Soberbio trabajo de soldadura.
  • Condensadores japoneses de 105ºC y gran calidad de componentes.
  • Ventilador híbrido y silencioso.
  • Totalmente modular.
  • Todas las protecciones.
  • Diseño exclusivo.
  • Edición limitada y numerada. Solo hay 100 unidades en el mundo.

CONTRAS:

  • Precio (300 euros).
  • Solo 100 unidades en el mundo, y ya están todas vendidas. Imposible hacerse con una.
  • La iluminación del ventilador es mejorable, pues no es blanco puro sino azulado.

No cabe duda de que la Corsair RM1000i se merece nuestro galardón de platino y nuestra recomendación por su rendimiento y su diseño.