Publicado: El martes 07 febrero 2017, a las 11:00
Visto en: Tuexperto
B&W Zeppelin Wireless, gran altavoz con máxima conectividad

B&W Zeppelin Wireless, altavoz de calidad y gran conectividad

La popularidad del primer Zeppelin, el altavoz para iPod que lanzó Bowers& Wilkins, ha sido tan grande que son pocos los que piensan en el dirigible volador del siglo pasado, y muchos a quienes el nombre evoca sonido portable de gran calidad. Con esta versión Wireless, la casa británica ha rematado un buen producto al perfeccionar sus prestaciones y añadirle soporte Bluetooth, Apple AirPlay y Spotify Connect. Su precio es de 699 euros.

Detalles técnicos

El Zeppelin es compacto pero no pequeño: con 66 centímetros de ancho, y 18 cm de alto y profundo, pesa 6’5 kg y eso ya da idea que no es un altavoz de juguete. Esconde nada menos que cinco altavoces, y cada uno dispone de su propia etapa de potencia individual dedicada.

B&W Zeppelin Wireless, gran altavoz con máxima conectividad

Así, las frecuencias agudas de cada canal (derecha-izquierda) cuentan con sendos tweeter de cúpula de 25 mm de diámetro, y sendas etapas de 25 Watios. Las frecuencias medias son reproducidas por dos altavoces de 90 mm (cono de 3 pulgadas y media), que también tiene su propio amplificador de 25 W cada uno. Y por último las frecuencias más graves cuentan con un solo altavoz dedicado, de 165 mm (cono de 6 pulgadas y media) y el doble de potencia, 50W; al ser estas frecuencias bajas menos direccionales, por eso es posible montar un solo altavoz que reproducirá los graves de ambos canales, mezclados.

La respuesta en frecuencia declarada por Bowers&Wilkins para su Zeppelin Wireless alcanza nada menos de 44 Hz en graves, algo que ya sería notable en un altavoz compacto y que es destacable en uno portable como éste. En agudos llega a 28kHz, bien por encima del umbral de percepción humana para asegurar que no perderemos ningún detalle de la música. Los 150 W de potencia musical máxima total permitirán sonorizar con un nivel de volumen notable una estancia mediana o incluso grande, pero por otra parte es una electrónica de consumo optimizado (clase D): menos de 1’5W de consumo encendido y en reposo, y solamente 0’3W en standby.

B&W Zeppelin Wireless, gran altavoz con máxima conectividad

Parte importante es el circuito de procesado de sonido DSP. Él decide cómo se reparten las frecuencias entre los altavoces, y cómo se aplican ciertos efectos al sonido para conseguir la mejor experiencia de audición. No será lo mismo que estemos cerca o lejos del Zeppelin, o en una habitación pequeña o grande, y que esté situado cerca de una pared o en una zona libre de reflejos.

Máxima conectividad

A la hora de decidir desde dónde le enviamos música al Zeppelin Wireless es donde encontramos novedades destacables: contamos con una toma auxiliar analógica (jack 3’5 mm como para auriculares), disponemos de una entrada Ethernet, pero sobre todo dispone de WiFi y Bluetooth para, como su nombre indica, poder recibir música sin cables.

En el caso del Bluetooth destaquemos que acepta el códec aptX, que minimiza las pérdidas de calidad normales por la compresión del sonido al enviarlo por ese medio, además de los AAC o SBC. A través de la red, cableada o no, es compatible AirPlay y podremos aprovecharnos de las ventajas de que sea Spotify Connect, es decir, que podremos lanzar música procedente de nuestra cuenta del servicio de música en línea más popular, y seguirá sonando de forma autónoma sin tener que tener el móvil conectado.

B&W Zeppelin Wireless, gran altavoz con máxima conectividad