Publicado: El miércoles 01 febrero 2017, a las 12:00
Visto en: Tuexperto
Cómo proteger el WhatsApp de miradas indiscretas

¿Está tu WhatsApp totalmente seguro? ¿Has desconfiado alguna vez sobre si alguien podría estar leyendo tus mensajes? Aunque para muchos la seguridad es algo que no existe o que es muy difícil de conseguir al cien por cien, con una serie de trucos podrás optimizar al máximo la protección de la aplicación de mensajería más usada del mundo.

Durante los últimos meses no hay semana en la que no se publique algún tipo de estafa para WhatsApp. Intentan engañar a la gente de varias formas distintas, desde ofrecer cupones para multinacionales conocidas como Carrefour, Mercadona o Burger King, a otro tipo de timos como el de las videollamadas o prometernos que tendríamos otro color de la aplicación. Así que entre estafas y posibles agujeros de seguridad, lo mejor es protegernos al máximo.

1. Desconfía de los mensajes de remitentes desconocidos

Si nos llega un mensaje de un número que no conocemos invitándonos a algún tipo de promoción, o instándonos a participar en un sorteo a cambio de compartir un mensaje con nuestros contactos o en nuestros grupos, lo mejor es que desconfiemos. Mucho más si a todo eso se le añade algún tipo de enlace que lo que hará será recolectar nuestros datos y convertirnos en una víctima más de los fraudes que llegan por WhatsApp.

Cómo proteger el WhatsApp de miradas indiscretas

2. Mucho cuidado con las aplicaciones que instalamos

Como hemos dicho anteriormente, en las últimas semanas apareció una estafa por la que nos decían que instalando un nuevo programa le podríamos cambiar el color a WhatsApp. De hecho, lo que pasa es que cuando entramos en estos enlaces maliciosos en muchas ocasiones le abrimos la puerta a aplicaciones que se instalan en segundo plano sin que nos demos cuenta. Y justamente esto sería lo que puede espiar nuestro WhatsApp y más aplicaciones. Por ejemplo, robarnos las credenciales de las tarjetas de crédito o el acceso a nuestra cuenta bancaria.

Con lo que el consejo es siempre instalar aplicaciones que llegan desde la Play Store o desde la App Store si estamos en iOS. Lo mejor es revisar cada poco que no se ha instalado nada extraño en nuestro teléfono móvil, para vivir con más tranquilidad.

3. Revisar las sesiones abiertas con WhatsApp Web

La llegada de WhatsApp Web ha supuesto una comodidad mayor para los usuarios. Si entramos en la dirección desde el navegador y en el teléfono vamos a Configuración -> WhatsApp Web / Escritorio (suele ser una ruedita dentada que está abajo a la derecha) podremos añadir un ordenador con el que acceder a nuestro WhatsApp desde un navegador usando una imagen QR. Pero lo recomendable es revisar cada poco tiempo qué sesiones hay activas, y si vemos alguna sospechosa cerrarla. O ir un paso más allá, de vez en cuando hacer una limpieza y cerrarlas todas.

Cómo proteger el WhatsApp de miradas indiscretas

4. Las notificaciones, a veces enemigas

Imagínate que tienes el móvil sobre la mesa y estás criticando a tu jefe desde el despacho. En ese momento él aparece en escena y te llega un mensaje revelador que por culpa de tener las notificaciones activadas se ve en tu pantalla y justamente lo lee quien no debe. Y es que las notificaciones pueden ser sumamente cómodas para leer un mensaje sin desbloquear el teléfono, pero pueden ser un peligro si acierta a leerlo alguien que no queremos.

En las últimas actualizaciones de WhatsApp permiten hasta contestar desde la notificación, con lo que esto sería un pequeño agujero de seguridad ya que cualquiera podría hacerlo. Así que si no queremos que esto no pase, lo suyo sería desactivar las notificaciones para los chats individuales (de nuevo en Configuración -> Notificaciones) o hasta crearnos un grupo con esa persona o personas, y desactivarlas solo en esta opción.