Publicado: El miércoles 01 febrero 2017, a las 10:30
Visto en: Tuexperto

Así es la tecnología QLED de los nuevos televisores de Samsung

Samsung sorprende este año con un nuevo cambio de denominación en la gama alta de sus televisores. Pasa de los SUHD de 2016 a los nuevos televisores QLED. La compañía coreana apuesta por una mejora de su tecnología de puntos cuánticos, Quantum Dot, con dos puntos clave: el aumento del brillo y la capacidad de mostrar el 100% del espacio de color DCI-P3. Hoy, la empresa coreana ha querido mostrarnos cómo ha conseguido rizar el rizo y llevar todavía más allá la tecnología LED, enseñándonos cómo funcionan y qué aportan los nuevos televisores QLED que llegarán este año.

Mejor reproducción de color y más brillo

Samsung es uno de los mayores fabricantes de televisores del mundo. Y, como tal, la compañía coreana sigue exprimiendo al máximo los paneles LED. Este año la gama alta de televisores Samsung estará compuesta por los modelos QLED, series Q9, Q8 y Q7. Pero, ¿qué aportan sobre los ya conocidos televisores SUHD con tecnología Quantum Dot del pasado año? La compañía ha realizado hoy un evento en el que nos ha explicado las novedades de la tecnología QLED.

Samsung ha centrado sus esfuerzos en mejorar el tratamiento del color que realizan sus televisores. Para ello, con la colaboración de SpectraCal, han introducido una nueva herramienta de calibración. Samsung y SpectraCal han presentado un nuevo sistema de medición del volumen de color en las pantallas de televisión, mediante el software CaIMAN de SpectraCal. Un modelo de espacio de color que fue propuesto hace 40 años por la Comisión Internacional sobre Iluminación, pero que es ahora cuando se ha materializado. Esta nueva herramienta ha ayudado a demostrar las capacidades de representación del volumen de color de los nuevos televisores QLED de Samsung.

Así es la tecnología QLED de los nuevos televisores de Samsung

Para que lo entendamos, el volumen de color se basa en dos elementos del televisor: el espectro de color y el nivel de brillo. El espectro de color se refiere a la cantidad de colores que pueden ser representados, mientras que el brillo pico representa el nivel máximo de brillo de la pantalla. Cuanto mayor sea el espectro de color y más alto el brillo, mayor será el volumen de color del televisor, y por tanto, la calidad de imagen de éste.

Para conseguir corregir el volumen de color, Samsung ha creado un nuevo material al que llama “Quantum Dot metal”, el cual mejora la eficiencia de la luz. Esto permite a los televisores QLED mostrar el 100% del espacio de color DCI-P3 sin sacrificar la luz. Por otro lado, gracias a la tecnología HDR, los televisores QLED son capaces de alcanzar un brillo de 1.500-2.000 nits, lo que permite ofrece niveles de contraste muy superiores, consiguiendo así una imagen más realista y natural. La compañía asegura que esta nueva tecnología mejora también el ángulo de visión, uno de los grandes problemas de los paneles del pasado año.

Nuevos diseños

Así es la tecnología QLED de los nuevos televisores de Samsung

No solo se ha revisado la calidad de imagen en los nuevos modelos QLED, también su diseño y usabilidad. Los televisores QLED incluyen un cable único y transparente (la compañía lo llama “Conexión invisible”), a través del cual se conectan todos los dispositivos al televisor. También se han rediseñado los sistemas de montaje en pared y las peanas. El nuevo sistema de montaje en pared “No Gap” permite que prácticamente no quede nada de espacio entre el televisor y la pared. Si preferimos colocar el televisor sobre un mueble, Samsung ofrecerá dos nuevos soportes. Por un lado tendremos el soporte “Studio”, una especie de caballete. Y, por otro lado, el soporte “Gravity”, que se basa en una peana circular que nos recuerda mucho a algunos soportes para monitores.

La compañía ha comentado que los nuevos televisores QLED llegarán con una experiencia Smart TV mejorada, con un nuevo mando a distancia Smart Control y con una importante ampliación de las capacidades de la interacción por voz. Solo nos queda esperar para poder probar de primera mano todas estas novedades y comprobar si, realmente, la mejora de imagen es sustancial frente a los televisores SUHD de 2016.