Publicado: El lunes 30 enero 2017, a las 07:30
Visto en: Abc
Crean una tecnología que descontamina aguas con nitratos sin generar residuos

La tecnología de Hydrokemós consiste en unos módulos con unos electrodos de hierro y titanio por los que circula el agua en unas determinadas condiciones de voltaje e intensidad

La empresa catalana HydroKemós ha desarrollado una tecnología electroquímica «pionera en el mundo» que permite descontaminar de nitratos las aguas de pozos y acuíferos subterráneos sin generar residuos. La compañía, fundada en 2011 por el profesor José Alfonso Canicio, ha instalado ya dos módulos de electrodesnitrificación en Cataluña y tiene previsto poner en marcha otros dos en los próximos meses para diferentes usos.

La firma de capital riesgo Victoria Venture Capital ha invertido recientemente 500.000 euros en Hydrokemós, unos fondos que servirán para impulsar el proceso de comercialización de esta novedosa tecnología e iniciar su proceso de expansión nacional e internacional.

La consejera delegada de la empresa, Ruth Canicio, hija del fundador, explica en una entrevista con EFE que la contaminación de aguas subterráneas por nitratos es un problema de alcance mundial, por lo que el mercado que se abre para Hydrokemós es enorme, teniendo en cuenta que los recursos hídricos son un bien escaso y que resulta «totalmente necesario» poder aprovechar el agua de pozos y acuíferos.

La tecnología de Hydrokemós consiste en unos módulos con unos electrodos de hierro y titanio por los que circula el agua en unas determinadas condiciones de voltaje e intensidad. Esta técnica permite reducir el contenido de nitratos hasta las cantidades requeridas y lo hace de forma que no deja ningún residuo, ya que convierte este compuesto en nitrógeno gas y oxígeno, a diferencia de otras tecnologías disponibles actualmente, como la electrodiálisis, las resinas de intercambio iónico o la ósmosis inversa, que separan el nitrato pero generan salmuera.

«Nuestra tecnología no separa los nitratos, sino que los destruye, por lo que ambientalmente hablando es una tecnología muy limpia», subraya Canicio, que tiene 42 años y es ingeniera química, como su padre. La experta comenta que Hydrokemós tiene cuatro mercados muy diferenciados, como son la potabilización de agua de pozos, haciéndola apta para el consumo humano; la descontaminación de aguas industriales, principalmente de empresas metalúrgicas; las desalinizadoras, sobre todo agrícolas, y la industria alimentaria, que consume cerca del 40% del total del consumo de agua potable de la UE y que podría autoabastecerse en caso de tener pozos.

La empresa tiene ya en funcionamiento dos módulos de electrodesnitrificación en España: uno en una granja de la comarca catalana de Osona para descontaminar de nitratos su pozo, y otro en una empresa metalúrgica. Además, Hydrokemós está construyendo un tercer módulo en la población gerundense de Borrassà con el objetivo de abastecer de agua potable a este pueblo de unos 800 habitantes y tiene pendiente de definir la ubicación de una cuarta planta para tratar el rechazo procedente de una desalinizadora agrícola. Hydrokemós emplea actualmente a nueve personas y tiene su laboratorio en el centro universitario Instituto Químico de Sarrià (IQS).