Publicado: El lunes 09 enero 2017, a las 10:00
Visto en: Tuexperto

Tannoy Eclipse Mini, altavoces compactos a buen precio

En 2016 la británica Tannoy cumplió 90 años fabricando altavoces y cajas acústicas: una empresa con ese bagaje tiene por tanto mucho que decir -y ofrecer- a los aficionados, incluso cuando se trata de un altavoz tan compacto y asequible como es el caso del Eclipse Mini, cuyo precio es de 179 euros la pareja. La gama Eclipse de Tannoy es su punto de entrada a sus altavoces y está formada por cinco elementos: dos cajas de columna (modelos Two y Three), una caja dedicada al canal central de un sistema de cine en casa, y dos monitores, el modelo One y el Mini que aquí presentamos. Todas se ofrecen solamente en color negro pero montan componentes dignos de algunas de las cajas de gama superior, todo por un precio muy asequible.

Por menos de cien euros la unidad, Tannoy nos ofrece un compacto “monitor” (o altavoz de estantería) de dos vías con caja dotada de bass-reflex. Lo de compacto no es sólo por el nombre Mini, es que la caja tiene un volumen de solamente tres litros, dadas sus reducidas dimensiones: 225 milímetros de alto por 145 de ancho y 175 mm de profundo, para alcanzar un peso de 2’9 kg. En esas compactas dimensiones se montan frontalmente los dos altavoces: de las altas frecuencias se ocupa un tweeter de 28 mm con cúpula textil (fabricada con fibras de poliéster revestidas por una capa absorbente de nitro-uretano) con un potente imán de hierro-neodimio, capaz de alcanzar frecuencias más allá del espectro audible (20Hz-20kHz), hasta 32kHz nada menos, algo que siempre es interesante para reproducir armónicos y para evitar que la distorsión llegue a ser percibida. El resto de las frecuencias hacia abajo (medios y graves) corren por cuenta de un altavoz de 100 mm de diámetro cuyo cono utiliza la clásica pasta de papel, reforzado con fibras. Pese al compacto recinto y al pequeño diámetro del cono, Tannoy declara para las Eclipse Mini una capacidad notable en graves, hasta unos 58 Hz: podrá pues funcionar en solitario en habitaciones no muy grandes y cerca de las paredes, aunque mejor no a menos de unos 30 centímetros ya que la salida del bass reflex es trasera, para reforzar su respuesta en graves con la ayuda de las resonancias de la sala, y si queremos llegar más abajo en graves siempre podremos complementar los monitores con un cajón de graves activo, como el modelo TS2.8 de la propia Tannoy. La sensibilidad declarada para este ultracompacto monitor es de 86 dB/W/m, para una impedancia nominal de 8 Ohmios, y se recomienda usarlo con amplificadores de por lo menos 15 W y hasta unos 120 W de potencia. Sólo está disponible en el color roble-negro de las fotos.

Tannoy Eclipse Mini, altavoces compactos a buen precio