Publicado: El martes 03 enero 2017, a las 11:30
Visto en: Tuexperto
Los virus han llegado a las Smart TV

Todo aquello que esté conectado a Internet es vulnerable. Aunque esta frase parezca alarmista, o hasta podría iniciar una novela en la que se narra el fin del mundo, cada vez se está demostrando más que tener todos nuestros electrodomésticos conectados a la Red supone que tengamos que mejorar las medidas que se toman en cuanto a la seguridad. Al menos esto se puede extraer tras la llegada de los virus a las Smart TV.

Así es, si tienes una televisión inteligente, de esas que conectas a Internet para poder disfrutar de la televisión a la carta y de servicios como puede ser Netflix o HBO, que sepas que tienes un aparato más que es vulnerable a los ataques de los hackers.

Ha pasado tiempo, pero se ha demostrado que la infección por ransomware a un televisor inteligente es posible. La víctima lo ha descubierto estas Navidades, y de hecho, se ha dado cuenta de lo difícil que es limpiar una infección de este calibre.

Antes de nada, ¿qué es el ransomware? Se trata de un programa informático, malintencionado, que lo que hace es restringir el acceso a algunas partes o archivos del sistema que consigue infectar y pide un rescate a cambio de quitar la restricción. Es decir, que puede llegar el momento de que encendamos nuestra Smart TV y no podamos ejecutar nada, y quien nos haya infectado nos pida dinero a cambio de liberar nuestro sistema. La versión 2.0 de los secuestros cambiando personas por aparatos tecnológicos, así como suena.

El ransomware no es algo nuevo en teléfonos con Android, con lo que era cuestión de tiempo que llegase a las Smart TV que además tuviesen Android como sistema operativo. De hecho, hace algo más de un año ya se demostró gracias a un investigador de Symantec que se podían infectar las televisiones de esta forma. Solo que ahora, esto se ha vuelto realidad y ha afectado a un usuario con una televisión de la marca LG.

Justamente sería el día de Navidad, el pasado 25 de diciembre, cuando avisaban en Twitter de la infección de su televisor después de que un miembro de la familia decidiese bajar una aplicación para ver películas en la televisión. En la imagen que han publicado se puede ver un pantallazo de su tele, con la clásica imagen del FBI. Algo que en España también ocurrió en muchos ordenadores meses atrás.

Family member's tv is bricked by Android malware. #lg wont disclose factory reset. Avoid these "smart tvs" like the plague. pic.twitter.com/kNz9T1kA0p

— Darren Cauthon (@darrencauthon) 25 de diciembre de 2016

Esta infección consiste en bloquear nuestro sistema con una imagen en la que tanto vale el FBI, como la CIA, Guardia Civil o lo que sea. Así es como solo veremos esto en pantalla y no podremos hacer nada más, de hech, aparece un mensaje en el que nos indican que realicemos un pago si queremos recuperar el poder de nuestro dispositivo ya que hemos infringido la ley. Un fraude en el que consiguen asustar a mucha gente que ha llegado a hacer ese pago.

El usuario infectado intentó restaurar su televisión a los valores de fábrica, y aunque los han intentado ayudar por Twitter, no consiguieron recuperar el dominio de la tele. Así fue como se pusieron en contacto con el servicio técnico de LG, pero les dieron un presupuesto de 340 dólares por el desplazamiento y demás. Hay que tener en cuenta que el rescate que pedían era de 500 dólares.

Por fortuna, consiguieron dar con una solución en la que pulsando y soltando dos botones físicos de la televisión en un orden particular, consiguieron reiniciar el televisor y entrar en una especie de modo de restauración de la televisión. Así fue como pudieron borrar toda la partición, tanto las aplicaciones, como la configuración de usuarios y los datos, lo que sería un equivalente a una restauración de fábrica.

Hay que tener en cuenta que no es tan grave tener que reiniciar a los valores de fábrica una televisión, y sí lo es en un dispositivo como puede ser nuestro teléfono móvil que alberga nuestros contactos, datos, fotos, vídeos y demás. Así que hay que tener mucho cuidado con todo aquello que nos descargamos de Internet, si no queremos sufrir el secuestro de nuestros dispositivos.

Así consiguieron desbloquear el televisor: