Publicado: El miércoles 28 diciembre 2016, a las 12:30
Visto en: Hipertextual
Buscando un hueco para el mejor iPhone

El iPhone SE es un éxito silencioso de ventas, con entre 15 y 18 millones de unidades vendidas desde su puesta a la venta, el hermano pequeño de la línea iPhone habría vendido más que todos los móviles de HTC durante el año.

Con sus cuatro pulgadas, un diseño para muchos imperecedero, contento con la misma cámara y procesador que un iPhone 6s, es un gran smartphone. Y para muchos, el que más sentido tiene comprar. Nuestro análisis a su salida lo certificaba. Pero su situación, denominación y destino son singulares: ¿habrá un iPhone SE 2 o un iPhone SE 2017? ¿será renovado de alguna forma? ¿Incluirá Apple en el futuro un iPhone 8 de 4” que se equipare? La respuesta a todas estas preguntas es: no lo sabemos.

Para muchos, el iPhone SE es el que más sentido tiene comprar

KGI Securities anunció hace unas semanas que en el evento de primavera, cuando Apple presente su gama de iPad renovada, seguramente no haya un hueco para anunciar un iPhone SE igualmente renovado con el A10 Fusion. Esto deja vía libre a la última opción: el hueco del iPhone SE como móvil de máximas especificaciones y pequeño tamaño sería cubierto por un hipotético tercer modelo.

Un rumor procedente del sitio japonés Macotakara, citando fuentes en la cadena de producción, habla de un tercer modelo para el próximo año. Un terminal que estaría en 5 pulgadas según el reporte, y que tendría las mismas especificaciones que el iPhone 7s que sucederán al actual iPhone 7.

No es el primer rumor similar, y llevamos meses leyendo y escuchando cómo Apple podría ampliar a tres modelos su gama de smartphones nuevos, pero todos difieren en algo. Algunos hablan de un modelo “Plus” con especificaciones internas mejoradas, otros hablan de un iPhone con un diseño totalmente nuevo a la vez que mantiene los otros dos en la misma línea actual, y otros, como este último, que hablan de un modelo intermedio con una apariencia general.

Apple podría incluso mantener dos modelos como hasta ahora, pero aumentando la pantalla a 5 y 5,8 pulgadas respectivamente según informaba Nikkei. De nuevo, toca esperar y aceptar la posibilidad de que, quizá, el iPhone SE sea un producto que Apple no quiera promocionar ni repetir. Un bache en el camino para el iPhone que, a pesar de un éxito relativo, no tenga hueco en los planes futuros de Apple.