Publicado: El lunes 19 diciembre 2016, a las 15:40
Visto en: Abc
Google independiza su automóvil autónomo

La empresa tecnológica norteamericana anuncia que su unidad que desarrolla un vehículo de conducción automática funcionará a partir de ahora como «una compañía independiente» que se denominará Waymo

El futuro del transporte está en la conducción autónoma si atendendemos a la inversión cada vez mayor y a las empresas implicadas. Y una de ellas, Alphabet (Google), busca ampliar sus miras al considerar que esta tecnología, aún en una fase muy preliminar, está lo suficientemente avanzada como para operar con ella de manera comercial.

Y, para ello, tiene un plan: independizar el proyecto. La empresa tecnológica norteamericana ha anunciado este martes que su unidad que desarrolla un vehículo de conducción automática funcionará a partir de ahora como «una compañía independiente» que se denominará Waymo.

En un mensaje publicado por John Krafcik, el consejero delegado del proyecto, en la web de Waymo, el directivo explicó que el nombre procede de la contracción de las palabras «way forward in mobility», lo que se puede traducir como «vía a seguir en movilidad«.

«Somos una compañía de tecnología de conducción automática con la misión de hacer seguro y fácil que las personas y cosas sean trasladadas», declaró Krafcik. La unidad de conducción automática de Google ha trabajado desde hace años en esta tecnología, que todos los fabricantes de automóviles consideran ahora el futuro para el sector.

Ensayos optimistas

En octubre de 2015, la unidad completó el primer viaje totalmente automático de uno de sus vehículos en carreteras y calles públicas en la localidad estadounidense de Austin. Desde entonces, Waymo ha completado 3,2 millones de kilómetros de viajes autónomos en condiciones de conducción real.

Waymo se ha asociado con Fiat Chrysler (FCA) para la instalación de la tecnología de autoconducción en 100 unidades del monovolumen Chrysler Pacifica que rodarán los próximos meses en Estados Unidos en condiciones de circulación real.