Publicado: El martes 13 diciembre 2016, a las 15:44
Visto en: Abc
IBM anuncia que ya está disponible la versión beta de «Watson for Cyber Security»

En este programa de lucha contra el cibercrimen ya participan unas 40 organizaciones como Sun Life Financial o la Corporación SCANA líderes en sectores como banca, salud, seguros o educación

IBM Security ha anunciado este martes que empresas líderes de sectores de banca, salud, seguros, educación y otras industrias clave se han unido al programa Beta de IBM Watson for Cyber Security.

Entre las 40 organizaciones que están probando la capacidad de Watson, para la lucha contra el cibercrimen se encuentran compañías como Sun Life Financial, el Centro Médico de la Universidad de Rochester, la Corporación SCANA, el grupo financiero Sumitomo Mitsui, la Universidad Estatal Politécnica de California, la Universidad de New Brunswick, Avnet y Smarttech.

El cibercrimen es cada vez más frecuente y complejo. Para identificar y frenar sus amenazas, se requieren herramientas con más inteligencia. Como explica IBM, Watson for Cyber Security utiliza tecnologías cognitivas como el aprendizaje de máquinas y el procesamiento del lenguaje natural, lo que puede ayudar a los analistas de seguridad a tomar mejores decisiones más rápidamente a partir de grandes cantidades de datos.

Un estudio reciente del IBM Institute for Business Value ha revelado que casi el 60% de los profesionales de la seguridad creen que las tecnologías cognitivas emergentes serán un elemento crítico para cambiar el curso de la lucha contra el cibercrimen.

Tecnología cognitiva

Watson for Cyber Security, afirman desde la compañía, tiene el objetivo de sacar el máximo partido de la tecnología cognitiva de IBM, y está siendo entrenado para entender el singular lenguaje de la seguridad. De esta forma los analistas de seguridad pueden tomar mejores decisiones a partir de datos estructurados, pero también a partir de la enorme cantidad de datos no estructurados que hasta ahora habían sido invisibles para los sistemas de defensa de las organizaciones.

Las compañías Fortune 500 y otras organizaciones de diferentes industrias como finanzas, viajes, energía, automoción y educación están trabajando actualmente con Watson for Cyber Security, ayudando a perfeccionar las capacidades de ciberseguridad de Watson ante diferentes situaciones.

Avnet, la Universidad Estatal Politécnica de California, la Corporación SCANA, Smarttech, Sun Life Financial, el Grupo Financiero Sumitono Mitsui, la Universidad de New Brunswick y el Centro Médico de la Universidad de Rochester están entre el primer grupo de clientes que ya trabajan en el programa Watson for Cyber Security. El programa beta incorporará 40 empresas en las próximas semanas.

Estos clientes beta están aprovechando las ventajas de Watson en sus entornos de seguridad en diferentes casos, como determinar si una «infracción» de seguridad está o no asociada a una campaña conocida de 'malware' o ciberdelincuencia; si es así, Watson proporciona información sobre el malware empleado, las vulnerabilidades y el alcance de la amenaza, entre otras cosas.

También mejora la identificación de conductas sospechosas. Watson proporciona un contexto adicional a la actividad del usuario, lo que permite determinar si una actividad es o no malintencionada.

Estudio de IBM

El IBM Institute for Business Value ha publicado un estudio recientemente, en el que han participado más de 700 profesionales de la seguridad para evaluar las perspectivas sobre los desafíos, beneficios y oportunidades para las tecnologías de seguridad cognitiva.

Casi el 60% de los encuestados ha afirmado que confía en que las tecnologías cognitivas madurarán lo bastante pronto como para frenar significativamente a los ciberdelincuentes en un futuro cercano. Mientras que solo el 7% afirma que sus organizaciones están actualmente en proceso de implementar soluciones de seguridad cognitiva, el 21% manifiesta que implementaría estas soluciones en los próximos 2-3 años, lo que representa un aumento de tres veces en la tasa de adopción.

Los profesionales de seguridad han considerado que las tecnologías cognitivas, por un lado mejorarán la detección de las amenazas y, por otro, optimizarán las capacidades de reacción ante incidentes (un 40% de los encuestados) puesto que en la actualidad las organizaciones tardan una media de 201 días en identificar y una media de 70 días para contenerlas.