Publicado: El miércoles 30 noviembre 2016, a las 10:09
Visto en: Tuexperto
Así es el ZTE Axon 7

Un móvil con acabados metálicos y la potencia de los tope de gama, por el precio de un gama media avanzado. Ese podría ser el resumen del ZTE Axon 7, aunque conviene profundizar en sus detalles para conocer todo lo que ofrece este terminal, que también incluye un lector de huellas dactilares y una pantalla con resolución 2K de tecnología AMOLED.

Aunque ZTE es continuista en sus formas, los detalles del Axon 7 destacan a la vista y al tacto. Su cuerpo metálico ofrece sensaciones Premium, y su diseño de bordes totalmente redondeados hace que luzca elegante y sea cómodo en la mano. Además, las huellas no quedan impregnadas allá donde se toca. Llega en tres colores: dorado, plateado y gris. Eso sí, su peso de 175 gramos se deja notar.

En su frontal encontramos dos altavoces para conseguir música en estéreo con Dolby Atmos, pero es la mencionada pantalla AMOLED la que desvía las miradas. Es un panel de 5,5 pulgadas y resolución de 2.560 x 1.440 píxeles. Algo que ofrece una calidad de imagen elevada, con una gran calidad en los detalles y unos colores brillantes y nítidos.

Su interior acompaña con el procesador Qualcomm Snapdragon 820, aunque el dato que predomina en el aspecto del Hardware son los 4 GB de memoria RAM que lo acompañan. Respecto al almacenamiento, ofrece 64 GB de capacidad que pueden ampliarse en hasta 128 GB más gracias a una tarjeta de memoria microSD.

Tampoco se queda atrás en el apartado de conectividad, ya que llega cargado con GPS, sensores de todo tipo, NFC, Bluetooth del tipo 4.2, puerto USB Tipo C, mini jack para auriculares y lector de huellas dactilares. Todo ello controlado por el sistema operativo Android 6.0.1 con la capa de personalidad MiFavor. Hay que decir, además, que es un terminal DUAL SIM.

Cierra su ficha técnica una batería de 3.250 mAh capaz de otorgarle autonomía durante todo el día sin problema. Aunque si se juega mucho o su uso es intensivo, es posible cargarlo rápidamente gracias a su tecnología Quick Charge 3.

Todo ello por un precio de 450 euros. Un coste que otras marcas establecen para terminales de gama media que no alcanzan los acabados y las prestaciones de este terminal de ZTE.