Blog con noticias de tecnología en español.
Publicado: el martes 01 noviembre 2016 a las 00:29

Microsoft apuesta otro año más por un dispositivo híbrido entre tableta y portátil de buen rendimiento, que demuestra que la firma americana es capaz de hacer buenos productos, aunque pierde la batalla de la sensibilidad del lápiz óptico frente al iPad Pro

Diez años llevamos hablando de la era «post-PC». Y, hasta la fecha, los ordenadores tradicionales, pese a sufrir ciertos vaivenes en ventas, siguen agolpados en los escritorios de millones de hogares y empresas. Utilizados principalmente para fines laborales, estas máquinas siguen buscando sucesor. El concepto de informática de la nueva Surface Pro 4 ahonda en el mundo táctil y en la movilidad extrema.

Con pocos cambios estéticos respecto al anterior dispositivo, Microsoft ha querido este año hacer de este híbrido entre tableta-portátil un aparato más delgado (8.4 milímetros) y ligero (766 gramos). Manejable pese a sus 12.3 pulgadas de pantalla, el dispositivo cuenta con un lápiz óptico, utilizado para varios fines, como la toma de notas a mano alzada, realizar bosquejos y bocetos, o simplemente diseñar. Además, se puede borrar con la parte trasera como un lapicero de mina convencional. Con una latencia y sensibilidad suficiente (1.024 niveles de presión), pierde fuelle comparado con su rival iPad Pro, pero a grandes rasgos se comporta muy bien. Cuenta con un pie con bisagra capaz de colocarse en múltiples posiciones. Esto se ha rediseñado y es otra de las grandes novedades.

¿Es esta la reinvención del ordenador?

Bien, para muchos usuarios está muy alejado del uso que le dan a la informática durante su jornada laboral. Para otros, estamos ante el camino correcto. Unificar en un mismo aparato las virtudes de ambos terrenos (tableta y portátil) es una buena razón para tenerlo presente. La idea concebida para las tabletas se ha quedado, no obstante, algo corta para objetivos profesionales. En comparación con el modelo anterior, podemos confirmar que es más silenciosa y se sobrecalienta menos.

Los estudios de hábitos de consumo proclaman que la mayoría de usuarios de tabletas las usan para navegar por internet, ver alguna que otra serie y descargarse un par de aplicaciones de vez en cuando. Y, poco más, la verdad. Como herramienta de trabajo no están suficientemente preparadas para procesar ciertas informaciones y trabajar en otros tantos. Ahí es donde ataca Microsoft por tercer año consecutivo. Otorgar esa manejabilidad sobre un ordenador. Y lo consigue, sobre todo, con opciones como trabajar con varias ventanas abiertas al mismo tiempo.

En la Surface Pro 4 se pueden instalar programas y software de escritorio tradicional que, gracias a su buen rendimiento (en las pruebas realizadas se tuvo a disposición la versión con procesador Intel i5), garantizan la fluidez de los mismos. El dispositivo incorpora un puerto USB, que a su vez sirve para transferir datos, una característica práctica y de la que carecen las tabletas.

Incorpora el nuevo sistema operativo Windows 10 y, por ende, sus servicios preinstalados. Desde Edge, como se llama ahora el navegador Internet Explorer, se pueden tomar fácilmente anotaciones en las páginas que consultamos, copiar las imágenes, subrayar, para posteriormente transportarlas hasta OneNote, el servicio de notas. Da acceso, a su vez, a otros servicios como Office -que requiere de licencia- o Xbox -desde donde se pueden consultar los juegos disponibles-. El teclado, un accesorio indispensable para poder sacarle provecho, ha mejorado profundamente el «trackpad» para comportarse de una manera más efectiva, con lo cual su manejo es más fácil incluso y amplía las posibilidades.

Aunque tal vez es una opción prescindible, Surface Pro 4 dispone de un sensor que permite desbloquear rápidamente la pantalla mediante reconocimiento facial, tratando de olvidar lo engorroso de tener que introducir continuamente el pin o contraseña. Pero donde más hincapié se ha hecho en esta temporada ha sido en la introducción más natural de Cortana, el asistente virtual, que con un pequeño toque se activa para que el usuario pueda agregar eventos, solicitar información de internet o abrir determinadas aplicaciones. En España ya es posible hacerse con la nueva Surface Pro 4 desde 999,00 euros.

Viatecno
¿Te gustó lo que viste?
Inscríbete en el newsletter de Viatecno para recibir más artículos como este.
Articulos relacionados
Comparte la entrada Surface Pro 4: la evolución hacia el ordenador del futuro | surface, dispositivo, portátil, | Viatecno en facebook.
Comparte la entrada Surface Pro 4: la evolución hacia el ordenador del futuro | surface, dispositivo, portátil, | Viatecno en twitter.
Comparte la entrada Surface Pro 4: la evolución hacia el ordenador del futuro | surface, dispositivo, portátil, | Viatecno en google+
0 comentarios