Publicado: El miércoles 07 septiembre 2016, a las 05:30
Visto en: Tuexperto
Warner Bros. pide a Google que la elimine de sus búsquedas por pirata

Warner Bros, junto a Vobile –su socio en la lucha contra la piratería– ha pedido a Google que se elimine su página de las búsquedas para luchar por la piratería. No es en absoluto la primera gran productora que da un paso al frente en su protesta contra Google, y muchas empresas del mundo audiovisual consideran al gigante tecnológico como uno de los mayores piratas del mundo. Ahora bien: el problema de verdad llega cuando las productoras cometen errores ridículos como denunciar sus propias páginas web como ilegales y pedir que Google las retire de sus resultados de búsqueda.

La idea generalizada es que Google no hace lo suficiente para proteger los derechos de autor ni para ocultar los contenidos que infringen las leyes de propiedad intelectual de sus resultados de búsqueda.

Una lluvia constante de peticiones de eliminación

Google modifica constantemente su algoritmo para introducir mejoras de distinto tipo, y uno de los principales cambios de enfoque se centra precisamente en la lucha contra contenidos ilegales. El algoritmo penaliza los sitios web reconocidos como portales piratas y recibe a diario decenas de miles de denuncias y solicitudes de usuarios para eliminar de los resultados de búsqueda ciertos enlaces que se consideran infractores de copyright.

Sin embargo, Warner Bros ha sido noticia en el pasado por haber denunciado enlaces a contenido supuestamente ilegal que en realidad no lo era. ¡Incluso ha llegado a reportar su propia página web como página que infringía derechos de autor! Y en la lista también han caído sitios legales como Amazon, por ejemplo.

¿Por qué Warner Bros ha denunciado su propia web como ilegal?

Warner Bros. pide a Google que la elimine de sus búsquedas por pirata

El problema se debe a que la productora utiliza un sistema automático, Vobile, que se encarga de detectar automáticamente los enlaces a páginas web con contenidos que infringen las leyes de propiedad intelectual. El sistema ha presentado cerca de 13 millones de denuncias a Google, y el buscador ha retirado alrededor de 4 millones de enlaces.

Como es lógico, Google no ha retirado enlaces a sitios como IMDB, Amazon, Microsoft o la propia Warner Bros, páginas web que aparecían en las denuncias de la propia productora.

Otras productoras caen en su propia trampa

Hace aproximadamente un año se dio a conocer una noticia similar sobre Universal Pictures. Y parece que en ese caso se debió a un fallo técnico o al desconocimiento de los responsables de filtración de los enlaces en la compañía: la dirección http://127.0.0.1 es una dirección web que hace referencia a sus propios ordenadores y servidores, lo que significa que redirige a su propio contenido.

¿Solo pirateamos películas y libros?

Según un estudio reciente en España, en nuestro país el 44% del software instalado en los hogares y en las empresas está pirateado, una cifra que se sitúa hasta 16 puntos por encima de la media en Europa y cinco puntos por encima de la media mundial. Una de las cifras más llamativas es la de Grecia, donde el porcentaje de software pirateado alcanza el 63%, muy por encima de países de Oriente Medio y América Latina.