Publicado: El domingo 19 junio 2016, a las 13:09
Visto en: Tuexperto
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Bueno, equilibrado y asequible. Esa es la receta con la que ha buscado el éxito el Moto G desde su primera versión. Un equipo de gama media que se renueva con la cuarta generación, el Moto G4 de 2016. Y es que este smartphone incorpora numerosos cambios que tratan de adaptarse a los movimientos del mercado. Empezando por su pantalla, que pasa de las 5 pulgadas del anterior año a las 5,5 pulgadas. Este formato cada vez está más extendido entre los modelos modernos y es un reflejo del uso multimedia que hacemos de nuestro teléfono. Vídeos, películas, fotos… Los usuarios demandan pantallas que tienen un tamaño cada vez mayor. El gran acierto de Lenovo (propietaria de Motorola) ha sido adelgazar el diseño del Moto G4. A pesar del salto en tamaño, este móvil pesa exactamente lo mismo que el Moto G3. Pero, además, también tiene un cuerpo algo más fino que lo acerca a otros modelos de la competencia.

Eso sí, en su construcción se sigue manteniendo el uso de policarbonato, un material que parece en vías de extinción en los terminales de gama media y alta. En las entrañas de este equipo encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 617 de ocho núcleos junto a 2 GB de RAM, un conjunto medio pero capaz de correr las apps y juegos más exigentes del universo Android. Todo ello combinado con la última versión del sistema Android 6.0 Marshmallow. Si quieres disfrutar de la experiencia pura de esta plataforma, estás de suerte. Los añadidos de Lenovo a este sistema se pueden contar con los dedos de la mano, lo que nos debería dar un funcionamiento más ágil de los menús.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

El apartado fotográfico es prácticamente el mismo que el año pasado, con una cámara principal de 13 megapíxeles con doble flash LED y una cámara delantera de 5 megapíxeles con flash en pantalla. Es probablemente uno de los grandes puntos flojos de este smartphone, ya que sin ser un mal conjunto fotográfico se queda un poco por debajo de lo que nos están ofreciendo muchos de los modelos de gama media de los últimos meses. Lo que sí nos ha gustado más es su batería de 3.000 miliamperios, que ofrece un buen rendimiento en el día a día y permite trabajar con el móvil un tiempo aproximado de un día y medio entre carga y carga.

El Moto G4 de Lenovo ya está disponible en el mercado por un precio de 230 euros. Se trata de un coste que sube ligeramente respecto a la generación anterior. ¿Está justificada esta subida? Hemos tenido la ocasión de probar en profundidad el Moto G4, te contamos nuestras impresiones.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Diseño de otra época

Móvil hecho de policarbonato, equipo ligero, carcasa extraible (pero no la batería), dos ranuras para tarjetas microSIM y una tercera para tarjetas microSD

El diseño del Moto G4 2016 nos deja un sabor agridulce. No se trata de un equipo mal construido, todo lo contrario, pero lo cierto es que después de haber probado un buen número de smartphones del último año el equipo de Lenovo nos parece sacado de otro tiempo. La mayoría de los fabricantes ya están apostando por materiales más premium para la gama media, con el uso habitual de metal tanto en laterales como en la propia carcasa. En el caso del Moto G4, el recurso del plástico en una carcasa que se puede extraer le hace perder parte del halo de elegancia de otros equipos del mercado. Eso sí, hay que destacar que la compañía ha adelgazado de forma notable su nuevo smartphone. Sin duda, un avance importante respecto a las versiones anteriores de su gama G.

El Moto G4 de Lenovo tiene el mismo peso que el Moto G3 pero con un tamaño de pantalla superior

En concreto, el Motorola Moto G4 adelgaza su cuerpo desde los 11,6 milímetros (en la parte más amplia) de su predecesor hasta los 8,9 milímetros del modelo actual. Pero todavía más interesante es el hecho de que esta versión tiene el mismo peso que la del año anterior (155 gramos), pero subiendo su tamaño de pantalla hasta las 5,5 pulgadas. Se trata de una cifra muy competitiva para un equipo de estas dimensiones.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Lo que resulta difícil de explicar es la decisión de la compañía de dejar este teléfono sin una de las grandes ventajas de las carcasas de plástico: la posibilidad de extraer la batería. Gracias a ello, podríamos comprar una segunda batería para potenciar la autonomía del equipo o reemplazar una batería muy trillada o defectuosa por una nueva. La decisión de Lenovo decepcionará a más de un usuario habitual de este tipo de smartphones. Entonces, ¿para qué una carcasa extraible? En el interior de esta carcasa encontramos las ranuras para introducir las tarjetas SIM y la tarjeta de memoria microSD.

El Moto G4 tiene una carcasa que se puede quitar pero no así la batería, algo que le hace perder una ventaja clara de este tipo de smartphones

Aquí sí hay que torcer una lanza por el Moto G4 por dos motivos. En primer lugar, dentro de cada ranura para tarjetas de tipo microSIM hay insertado un adaptador para que podamos aprovechar nuestra tarjeta nanoSIM. Personalmente, ha resultado una excelente noticia a la hora de probar el smartphone, ya que este adaptador funciona muy bien y encaja perfectamente (otros adaptadores que puedes comprar en tiendas o en Internet suelen dar más problemas a la hora de insertar la tarjeta en la ranura). Pero además, si tienes previsto hacerte con este móvil y ya tienes una nanoSIM no tendrás que andar haciendo duplicados de tu tarjeta. El segundo motivo es que la ranura para tarjetas microSD es independiente. Y es que muchos modelos te obligan a elegir entre tener dos líneas de móvil o una línea de móvil y una tarjeta de memoria. En el caso del Moto G4, no tendrás este problema.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

El Lenovo Moto G4 incorpora dos ranuras para tarjetas microSIM y una tercera para tarjetas micro SD

Volviendo a la propia carcasa, los usuarios podrán escoger entre el color negro y el color blanco. La compañía ha optado por un diseño con los bordes redondeados que hace más cómodo el agarre y por una microtextura que resulta bastante agradable al tacto. Eso sí, es fácil que este móvil se te deslice en la palma en el caso de que no lo agarres bien. Nos gustaría destacar el detalle de introducir el logo de Moto en plateado en una pequeña hendidura circular de la propia carcasa, que le aporta un  toque atractivo. Lo que no nos convence tanto es que la cámara trasera sobresalga ligeramente de la parte trasera. A pesar de que está protegida por cristal resistente, nos da la impresión de que es más fácil que sufra algún daño por un golpe o una caída.

***

Tabla comparativa de pesos y grosores

MODELO TAMAÑO DE PANTALLA GROSOR PESO Huawei GX8 5,5 pulgadas 7,5 milímetros 167 gramos Lenovo Moto G4 2016 5,5 pulgadas 8,9 milímetros 155 gramos ZTE Axon Elite 5,5 pulgadas 7,5 milímetros 172 gramos weimei we plus 5,5 pulgadas 6,9 milímetros 145 gramos LG G5 5,3 pulgadas 8,6 milímetros 159 gramos

***

Es evidente que la batalla de Motorola (ahora ya directamente parte de Lenovo) nunca ha sido la de conseguir los modelos más delgados del mercado. En la lista de los equipos que hemos seleccionado no llega a competir de tú a tú con casi ninguno. Pero lo que sí destaca es su impresionante avance en el campo del peso, ya que estamos ante un equipo muy ligero para su tamaño. Aunque no alcanza el nivel del weimei we plus, este equipo es capaz de superar a rivales como el Huawei GX8. Por último, otra de las noticias que nos dejan algo fríos es que el Moto G4 pierde la resistencia a sumergirlo con la que sí contaba el Moto G3 del año pasado. Aunque un móvil no esté pensado para bañarse, se echa en falta esa tranquilidad. Eso sí, cuenta con una capa de nanopartículas pensadas para que este modelo no se estropee en caso de que se produzca un derrame accidental de agua o se nos moje por efecto de la lluvia u otros accidentes naturales.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Otra de las funciones que también se pueden echar en falta es la del lector de huellas dactilares. Esta característica cada vez es más común entre los terminales de gama media y gama alta del mercado. Se trata de un modo diferente y cómodo para crear una barrera de seguridad extra en el equipo, más ágil que dibujar un patrón o marcar un número pin cada vez que encendemos la pantalla. Además, hay que tener en cuenta que en Android 6.0 Marshmallow se ha incluido soporte nativo de esta función. A nivel práctico, eso significa que los desarrolladores pueden añadir esta característica en sus apps sin problemas para gestionar aspectos como el pago o el acceso a opciones avanzadas.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Pantalla de 5,5 pulgadas

Panel de 5,5 pulgadas con resolución Full HD, buen nivel de brillo, respuesta táctil a la altura

Cada vez se demandan más las pantallas grandes, y la nueva generación del Moto G4 es una prueba de ello. Este modelo da el salto desde las 5 pulgadas de la anterior generación a las 5,5 pulgadas, algo que lo convierte en un equipo todavía más orientado al consumo de contenido multimedia como vídeos de YouTube, canales de tele o películas. La compañía mantiene el uso de una pantalla de tipo IPS LCD, una tecnología muy extendida en el campo de los móviles cuyo principal atractivo está en sus ángulos de visión (hasta 178 grados tanto en horizontal como en vertical). Otro de los puntos que nos ha gustado es el buen brillo del panel, que facilita su uso tanto en interiores como en exteriores. La reproducción del color es correcta, aunque no llega al nivel de los smartphones de gama alta. Pero donde sí hay que marcar el avance de esta generación es en el uso de una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles. Esta resolución se traduce en una densidad de 401 puntos por pulgada y nos permitirá disfrutar de los contenidos del teléfono con gran detalle. Sin duda, una característica que ya se ha convertido casi en un requisito para los modelos de gama media que están llegando al mercado en los últimos meses.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Cámaras para el día a día

Conjunto fotográfico medio, cámara principal de 13 megapíxeles, buen modo profesional para controlar todas las funciones de las cámaras, cámara delantera con lente gran angular para selfies amplias

Vaya por delante que no estamos ante un modelo para los entusiastas de las fotos. Pero para un usuario que quiera hacer fotos y selfies de forma ocasional, el Moto G4 cumple con creces con su cometido. Si nos fijamos en las cifras puras, el objetivo principal de este smartphone alcanza una resolución máxima de 13 megapíxeles y una apertura de f/2.0. El objetivo frontal, por su parte, alcanza una resolución de 5 megapíxeles y usa una lente de tipo gran angular (una ventaja para poder tomar selfies más amplias o fotos de grupo).

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Vamos a ver más en detalle cada una de las cámaras:

Cámara principal

Lenovo ha optado por mantener un conjunto fotográfico similar al del año pasado. Estamos ante un conjunto eficiente, pero que se puede quedar un poco desfasado cuando se compara con otros conjuntos de equipos de gama media del mercado. La cámara principal utiliza un sensor con resolución máxima de 13 megapíxeles. Esta resolución solo se alcanza en formato cuadrado de 4:3, mientras que para las fotos panorámicas de 16:9 la resolución baja hasta los 9,7 megapíxeles. El autoenfoque del Moto G4 cumple con su cometido, pero nos ha parecido un poco lento si lo comparamos con otros equipos del mismo rango como el Huawei GX8. Esto puede suponer un problema si queremos tomar fotos en movimiento o a la hora de inmortalizar una escena que sucede más rápido.

La cámara principal tiene una resolución de 13 megapíxeles y una apertura de f/2.0

Claro que la gran limitación de esta cámara, a nuestro entender, es la falta de estabilización óptica de imagen. Eso ha provocado que un buen número de fotos de prueba que hemos tomado hayan salido algo movidas, empeorando el resultado final. Lo que sí nos dará mucho juego a la hora de tomar fotos es un nivel ISO máximo de hasta 3.200 puntos junto a una apertura de f/2.0. Esto debería permitirnos mejorar las fotos que se tomen en condiciones de poca luz. Pero, además, contamos con un flash de doble tono. Este flash sirve para conseguir instantáneas con unos colores más naturales que cuando usamos un flash simple.

Otra de las características que no podían faltar en esta cámara es el modo HDR (alto rango dinámico). Este modo sirve para acentuar las fotos en las que haya un importante contraste de los colores, como por ejemplo en el atardecer. Lo que se hace es tomar varias fotos (por eso hay que mantener fija la cámara unos pocos segundos) que se superponen para conseguir unos colores más vivos. Se trata de un modo muy interesante para jugar con los resultados en todo tipo de condiciones, aunque muchas veces con un toque de irrealidad.

En cuanto a la grabación de vídeo, la cámara principal puede grabar contenidos con resolución Full HD a 30 fps. Curiosamente, a la hora de tomar vídeo si que tenemos un estabilizador de imagen, lo que permite que nuestras creaciones salgan menos movidas.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Cámara secundaria (para selfies)

La cámara secundaria del Moto G4 2016 cuenta con una resolución de 5 megapíxeles y una apertura de f/2.2. Se trata de un objetivo que da buen resultado, aunque es cierto que sufre bastante a la hora de tomar selfies en condiciones de poca luz. Para paliar esta limitación, esta cámara incluye la posibilidad de usar “flash en pantalla”. Básicamente, se trata de iluminar el propio panel del móvil para que dé un poco más de luz a las fotos. Otro de los puntos que se agradece es la inclusión de modo HDR para conseguir unas selfies curiosas. Más allá de todo esto, la gran apuesta de la cámara delantera está en el uso de un objetivo gran angular con el que tomar fotos más amplias que abarquen a varias personas. La grabación de vídeo alcanza una resolución máxima HD de 720p a 30 fps.

Software de la cámara

Para disfrutar de estas cámaras, contamos con una app bastante completa. Eso sí, el manejo de la misma nos parece poco intuitivo si uno quiere tener un control más preciso de la cámara. En un primer vistazo, esta herramienta juega con tres botones en la parte superior (o a uno de los laterales  si la usamos en modo paisaje). Estos botones son el modo HDR (Automático, Activado o Desactivado), el flash (Automático, Activado o Desactivado) y el temporizador (Desactivado, 3 segundos o 10 segundos). Si presionamos sobre cualquier parte de la pantalla podemos enfocar la imagen, cambiar la exposición a la luz o llevar a cabo el disparo. A este fin, también tenemos un disparador en el lado contrario de la pantalla. Por cierto, si lo mantenemos pulsado podremos tomar automáticamente ráfagas de fotos. Los últimos dos botones son para cambiar entre la cámara principal y la cámara secundaria y para seleccionar el modo de la cámara.

Es aquí donde se encuentra “escondido” el Modo Profesional. Personalmente, me parece el modo más interesante para aquellos usuarios que quieran exprimir el jugo de esta cámara. Desde aquí podemos controlar aspectos como el balance de blancos, la exposición a la luz (hasta un máximo de 3.200) o la velocidad del obturador. El manejo es bastante ágil, sobre todo si activamos la opción para ver todos los controles de un vistazo en la pantalla (como se puede apreciar en la imagen superior).  También tenemos un modo para llevar a cabo panorámicas o uno para crear vídeos en cámara lenta.

Por otro lado, si arrastramos  el dedo desde la izquierda de la pantalla al centro veremos aparecer un sencillo menú con las opciones principales de la cámara. Así, podemos escoger dónde se guardarán nuestras fotos y vídeos, activar un modo de captura rápida, el tamaño de la foto o del vídeo. En definitiva, no nos parece la app más intuitiva para hacerse con los controles de la cámara pero tras unos minutos se puede llegar a controlar bastante bien.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado
Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Potencia media y memoria

Procesador Qualcomm Snapdragon 617, 2 GB de RAM, 10 GB libres para instalar aplicaciones y capacidad para ampliar el espacio

El Moto G4 2016 de Lenovo es fiel a su perfil equilibrado que lo coloca dentro de la gama media. La compañía asiática ha escogido para reforzarlo un procesador de Qualcomm Snapdragon 617 de ocho núcleos, con una potencia de hasta 1,5 GHz por núcleo, junto a una memoria RAM de 2 GB. Se trata de un conjunto que cumple con buena nota la mayoría de las tareas, pero es cierto que la memoria RAM de 2 GB se nos puede quedar algo justa si estamos acostumbrados a trabajar con muchas aplicaciones al mismo tiempo. Lo que nos ha sorprendido es su buen rendimiento al enfrentarlo con uno de los juegos más potentes de la plataforma Android, el Asphalt 8: Airborne. Tanto las animaciones como la propia experiencia de juego son fluidas y son pocas las ocasiones en las que se nota ralentizado. Eso sí, el equipo tiene a calentarse con facilidad si lo usas para procesos más exigentes.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Sea como fuere, hemos decidido enfrentar el rendimiento del Moto G4 a dos de las baterías de pruebas más populares del panorama, AnTuTu Benchmark y Geekbench 3.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

De izquierda a derecha, resultados del Moto G4 en AnTuTu Benchmark y Geekbench

Como podemos apreciar, no se trata de resultados muy altos, sobre todo si lo comparamos con los modelos más punteros del panorama.

En el campo de la memoria, Lenovo ha apostado por los 16 GB de espacio interno. Hay que tener en cuenta que algo más de 5 GB de espacio lo ocupa el propio sistema operativo, mientras que para almacenar nuestros propios archivos y aplicaciones nos quedamos con alrededor de 10,8 GB. Se trata de una capacidad que puede resultar suficiente si hacemos un uso normal del equipo, aunque es cierto que la tendencia habitual de guardar tanto fotos como archivos del WhatsApp y apps descargadas pueden provocar que nos quedemos cortos en pocas semanas. En este caso, tenemos dos opciones. Por un lado, podemos optar por reforzar el espacio a través de una tarjeta microSD de hasta 128 GB. Como hemos dicho antes, una de las ventajas de este teléfono es que la ranura para tarjetas microSD se ha colocado a parte de las ranuras SIM, por lo que ampliar la memoria del móvil y disfrutar de dos líneas de teléfono al mismo tiempo no es incompatible.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

En el caso de que no queramos gastar un dinero extra para este fin, también se puede echar mano de un servicio de almacenamiento online como Dropbox o Google Drive. Estos servicios ofrecen planes gratuitos bastante competitivos que nos ahorrarán unos euros, aunque cuentan con el hándicap de que es necesario conectarse a Internet para ver los archivos (algo que puede drenar nuestra tarifa de datos si estamos fuera de casa). Por cierto, una de las buenas noticias que nos trae la compra de este smartphone es la opción de guardar nuestras fotos en calidad original en Internet a través de la herramienta de Fotos de Google (durante dos años).

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Aplicaciones propias y sistema operativo

Experiencia “pura” de Android, la herramienta de cámara se activa agitando el teléfono, pantalla “siempre” encendida cuando movemos el equipo

El móvil de Lenovo cuenta con la última versión del sistema operativo de Google, Android 6.0.1 Marshmallow. Se trata de una versión que trae algunas mejoras interesantes, pero que sobre todo mejora y afina muchos de los aspectos que se pusieron en marcha con Android Lollipop. Empezando por un campo clave como es el de la autonomía. Muchos móviles que se actualizaron a Lollipop sufrieron una importante bajada en su tiempo de uso, algo que parece haberse solucionado con Android 6.0. La propia Google ha desplegado una herramienta específica para mejorar el rendimiento del equipo. Así, por ejemplo, cuando tenemos el móvil con la pantalla apagada se reduce el consumo de las aplicaciones que no estén activas. Y se hace un uso más inteligente de los recursos del sistema de modo que no se gaste tanta batería en el día a día.

Otra de las características que nos parecen clave es el hecho de que los permisos de las apps se tengan que dar de forma individual. Hasta ahora, cuando bajábamos una aplicación estábamos obligados a aceptar todos los permisos que exigía una aplicación (en caso contrario, no podíamos instalarla). Sin embargo, con Marshmallow se nos pedirá cada permiso de forma separada cuando sea necesario y podremos negarnos a dar acceso sin que haya que desinstalar la app en cuestión.

También se ha mejorado el asistente Google Now para que muestre información relevante con apenas un toque y para que se adelante a nuestras necesidades según el uso que damos del teléfono. De hecho, podemos activar la búsqueda de Google de manera interna en todas las apps al mantener presionado el dedo sobre un texto.

Aplicaciones Moto

Hay que tener en cuenta que Motorola estuvo durante un tiempo en manos de Google, y entonces se optó porque sus móviles ofrecieran una experiencia de Android pura. Esta idea no ha cambiado desde entonces, a pesar de la compra de Lenovo, por lo que si queremos un móvil que nos de una experiencia cercana a lo que busca la compañía del buscador los modelos más propicios son los propios Moto o los Nexus (desarrollados en colaboración con Google).

Linterna fácil

En el caso del Moto G4, contamos con una serie de añadidos que nos pueden dar mucho juego a la hora de usar el terminal. Una de las características que nos ha parecido más útil, y que sorprende por su sencillez, es la función para encender la linterna. Esta herramienta tan socorrida cuando nos quedamos a oscuras o tenemos que ir al baño en mitad de la noche y no queremos molestar demasiado a nuestra pareja. Con el Moto G4, basta con agitar el terminal un par de veces con la pantalla apagada y la linterna se encenderá. El mismo movimiento sirve para volver a apagarla.

Pantalla ¿siempre encendida?

Seguro que ya habrás oído hablar de -o ya habrás visto- la pantalla siempre encendida que está disponible en modelos como el Samsung Galaxy S7 o el LG G5. Se trata de una función que mantiene la pantalla siempre encendida y muestra información básica del teléfono como la hora. En el caso del Lenovo Moto G4, encontramos una característica a medio camino. Y es que cuando levantamos el móvil para acercarlo a la cara la pantalla muestra tanto la hora exacta como la fecha del calendario. Pero, lo que es más interesante, en la parte de abajo veremos iconos con las últimas notificaciones que hayan llegado al Moto de apps como WhatsApp o Gmail. En este caso, si presionamos sobre uno de estos iconos se verán los últimos mensajes y si arrastramos el dedo se abrirá directamente esta app.

El Moto G4 muestra información sobre las notificaciones llegadas o la hora con la pantalla apagada

Sin duda, un añadido bastante útil que nos va a dar mucho juego y que a la larga ahorrará batería. Y es que son muchas las ocasiones en las que nuestro único objetivo a la hora de ver la pantalla del móvil es revisar la hora o ver si nos han llegado nuevos mensajes del WhatsApp.

Enviar pantalla

Otra de las funciones a las que se le ha añadido un acceso directo fácil. Para poder enviar la pantalla del móvil a un dispositivo compatible (como por ejemplo una tele inteligente compatible con Miracast) basta con abrir el panel de notificaciones y presionar sobre el icono de “Enviar pantalla”. Para que esta función esté activa, es necesario que los dos gadgets estén conectados a la misma red WiFi. En principio, el Moto G4 identifica de forma automática el televisor.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Audio

La salida del audio se sitúa por encima de la pantalla, potencia y calidad medias

En el campo del sonido, el Moto G4 cumple con creces con lo que se espera de un terminal de gama media. Su altavoz se sitúa en la parte superior de la pantalla, justo a la izquierda de la cámara central. Nos parece una decisión muy inteligente, ya que es una zona del teléfono que no corremos el peligro de tapar con los dedos cuando estamos jugando con el móvil en horizontal. Además, tampoco se tapa cuando tenemos apoyado el móvil sobre una superficie. El audio sale de forma nítida del móvil en todos los momentos, aunque es verdad que la calidad del sonido está un paso por debajo de lo que conseguimos en otros modelos más avanzados. Tampoco se trata de un equipo que consiga mucha potencia, lo justo para un uso normal del Moto G4 (no lo quieras convertir en el centro de una fiesta).

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Conexiones

Compatible con redes 4G hasta 150 Mbps, WiFi AC, GPS y Bluetooth 4.2, ausencia de conexión NFC

En el campo de las conexiones, este equipo incluye un conjunto bastante completo que responde a lo que se espera de un equipo moderno. Empezando por su compatibilidad con redes 4G de alta velocidad. En este caso, el Moto G4 es capaz de conectarse a velocidades máximas de hasta 150 Mbps de descarga y de 50 Mbps de subida. A pesar de que ya hay compañías como Vodafone que están ofreciendo velocidades mayores en zonas de grandes ciudades, se trata de cifras que nos permitirán reproducir vídeo en alta calidad en streaming sin problemas o descargar archivos pesados en poco tiempo. Como siempre, hay que tener cuidado ya que corremos el peligro de agotar nuestra tarifa de datos en un par de días. Además, las operadoras están cogiendo la mala costumbre de cobrar a los usuarios por los datos extra, en vez de reducir la velocidad de descarga como venía siendo habitual.

El Lenovo Moto G4 es compatible con el protocolo WiFi AC para una conexión más estable y rápida

Para evitar el gasto de datos en casa, tampoco podía faltar la conectividad WiFi. Y, además, compatible con el protocolo WiFi AC. Este protocolo que se ha empezado a extender entre muchos de los modelos de última generación (tanto smartphones como tablets y portátiles) permite trabajar de forma simultánea tanto con el ancho de banda de 2,4 GHz como con el ancho de banda de 5 GHz. El ancho de banda de 2,4 GHz es el que usan la inmensa mayoría de los equipos electrónicos. Pero se enfrenta a varios problemas. Por una parte, se trata de un ancho que no está pensado para usarse con muchos equipos al mismo tiempo. Eso va en contra de la tendencia cada vez más marcada de tener un gran número de gadgets conectados en casa. Además, es fácil que se produzcan interferencias (hasta el microondas usa este ancho) que empeoren la experiencia de conexión. El ancho de banda de 5 GHz soluciona estos problemas al estar menos congestionado y admitir un gran número de equipos conectados al mismo tiempo. Eso sí, para poder aprovechar este ancho es necesario contar con un router compatible. Muchos de los routers que reparten las operadoras no tienen, todavía, compatibilidad con WiFi AC.

A la hora de movernos en carretera o para marcar nuestra situación geográfica, el Moto G4 incorpora la conexión A-GPS. Sin duda, un añadido que no puede faltar para aprovechar las posibilidades de navegadores como Google Maps o Waze. También tenemos conexión Bluetooth 4.2 de bajo consumo. Se trata de la última versión de esta conexión, que ha vuelto a cobrar mucho protagonismo con la irrupción de un gran número de accesorios como pulseras o relojes inteligentes que se sincronizan directamente con el teléfono para mostrar sus notificaciones. Además, siempre nos quedan los “viejos” usos de Bluetooth como sincronizar el smartphone con un altavoz inalámbrico.

A pesar de ser un equipo de gama media, Lenovo no ha querido dejar a un lado una de las características que suelen diferenciar a los equipos básicos de compañías alternativas. Se trata de la inclusión de una doble ranura para tarjetas SIM, algo que ya adelantamos en el apartado del diseño. Gracias a ello, los usuarios pueden llevar en el mismo teléfono su número personal y su número de trabajo. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de una función en stand-by, es decir, que si estamos hablando por móvil en una de las tarjetas automáticamente se bloquea la segunda el tiempo que dure la llamada. Las dos ranuras de este equipo son de tipo microSIM. Pero si ya eres de los que ha dado el salto a la nanoSIM, no te preocupes. Lenovo ha tenido la excelente idea de incluir dentro de las propias ranuras dos adaptadores para que solo tengas que meter la tarjeta. Esta solución es mucho más cómoda que comprar unos adaptadores por tu cuenta, ya que muchas veces la tarjeta no termina de encajar del todo e incluso puedes terminar con ella bloqueada en la ranura.

El tipo de cable utilizado en el Moto G4 2016 para la carga y la transferencia de archivos con el ordenador es Micro USB. Se trata del mismo cable que usa la inmensa mayoría de smartphones del mercado. Aunque en los últimos tiempos han surgido varios modelos como el LG G5 y el Huawei P9 Plus que dan el salto al USB de tipo C, de momento se trata de una opción muy minoritaria.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Autonomía

Batería con 3.000 miliamperios, cerca de un día y medio de uso, cargador con carga rápida no incluido

En el campo de la autonomía, el móvil de Lenovo pasa con buena nota el examen al que le hemos sometido. Lo cierto es que se trata de un smartphone bastante confiable a la hora de ponerlo a pleno funcionamiento y en viajes largos y desplazamientos. En nuestra experiencia personal, este móvil ha sido capaz de aguantar sin necesidad de conectarlo a la red cerca de un día y medio de uso (de media) gracias a su batería de 3.000 miliamperios, una potencia típica para smartphones de este tamaño. Estas sensaciones se corroboran a la hora de enfrentarlo a uno de los tests de batería más usados, el AnTuTu Tester:

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Sus 8.169 puntos lo colocan en una buena posición, por delante de lo que marcan equipos de primera línea como el Samsung Galaxy S7 o el Huawei P9. Eso sí, tampoco llega a colocarse entre los más potentes en este apartado, capaces de superar la barrera de los 10.000 puntos (de momento, el Huawei Mate 8 y el Samsung Galaxy A5 2016).

Huawei Mate 8 –11.804 puntos– Samsung Galaxy A5 2016 –10.102 puntos– Lenovo Moto G4 2016 –8.169 puntos– Samsung Galaxy S7 edge –8.047 puntos– Huawei GX8 –7.800 puntos– Samsung Galaxy S7 –7.498 puntos– Sony Xperia M5 –6.903 puntos– Huawei P9 –6.687 puntos– ZTE Axon Mini –6.445 puntos– ZTE Axon Elite –5.564 puntos– LG G5 –5552 puntos– Sony Xperia Z5 Premium –4.870 puntos–

La batería del Moto G4 es compatible con carga rápida. Pero, en una decisión que nos parece un error, la compañía ha decidido no incluir este tipo de cargador con la compra del terminal. Es decir, que para disfrutar de esta característica los usuarios tendrán que desembolsar un dinero extra.

Lenovo ha decidido no incluir el cargador de carga rápida con la compra del teléfono

Además, el cargador que se incluye con el teléfono es de una sola pieza, es decir, no es posible desenganchar el cable USB para poder conectarlo al ordenador y transferir los archivos del smartphone. Y es bastante más lento que lo que nos ofrecen otros cargadores del mercado. Sin duda, un aspecto que deberían corregir los responsables de la sección de Motorola en próximas versiones.

Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Precio y opiniones

Equipo muy equilibrado, precio comedido, procesador de ocho núcleos, pantalla Full HD, diseño en policarbonato, doble ranura para tarjetas microSIM

El Moto G4 de Lenovo está disponible en tiendas por un precio de 230 euros. En definitiva, estamos ante una apuesta que sigue una línea de continuidad de lo que hemos visto con anteriores Motorola (ahora Lenovo) Moto G. Es decir, un terminal de gama media que apueste por un precio competitivo pero que mantenga una buena relación de características en todos los apartados. El Moto G es un equipo equilibrado, que no decepcionará a los usuarios que busquen un modelo para hacer frente a todas las tareas habituales de un smartphone. No obstante, corre el peligro de quedarse en tierra de nadie. El problema es que Lenovo no ha introducido novedades que lo diferencien de la competencia ni se ha centrado en aspectos específicos para sobresalir frente al resto.

Así, por ejemplo, este terminal ha mejorado su pantalla desde la resolución HD del Moto G3 hasta la Full HD, una resolución que comparten la mayoría de los terminales de gama media de los últimos meses. O ha subido el tamaño de pantalla desde las 5 pulgadas de la generación anterior hasta las 5,5 pulgadas. Este tamaño se está convirtiendo en un estándar para una gran parte de los equipos de este rango. Por otro lado, también tenemos una mejora en su procesador, una de las características que mejor sabor de boca nos han dejado a la hora de probar el móvil.

En cuanto al diseño, es evidente que Lenovo ha hecho un importante esfuerzo por acercar la finura y el peso de este terminal al del resto. Si en algo se caracterizó Motorola en estos años es por crear móviles que no seguían la batalla por ser más finos y delgados en la que estaban inmersas la mayoría de las compañías. Pero ahora, el Moto G4 ha sido capaz de adelgazar notablemente el equipo y de situarse entre los modelos con menos peso con este tamaño. Sin embargo, el uso de policarbonato (cada vez parece más evidente que el metal le ha ganado la batalla al plástico) y, sobre todo, el hecho de no poder extraer la batería nos dejan más de una duda en este punto. Lo que sí nos ha parecido un acierto es la decisión de separar las dos ranuras de las tarjetas Micro SIM de la ranura para ampliar la memoria (a través de una tarjeta microSD). Gracias a ello, no tendremos que escoger entre poder usar dos líneas móviles a la vez o mejorar el espacio disponible.

A pesar de que no se encuentra entre los terminales más potentes del mercado, lo cierto es que el Moto G4 alcanza un buen rendimiento a la hora de enfrentarlo tanto a los menús de Android como a sus aplicaciones y juegos. Además, se trata de un modelo que aguanta el tirón a la hora de llevarlo con nosotros a viajes y desplazamientos largos. Nuestras pruebas han arrojado resultados bastante buenos, con tiempos de uso de cerca de un día y medio sin necesidad de buscar un enchufe.

 

Puntos fuertes del Huawei P9

Precio comedido de 230 euros Pantalla más grande de 5,5 pulgadas con resolución Full HD Una doble ranura para tarjetas SIM separada de la ranura para tarjetas microSD Diseño más ligero en comparación con la anterior generación Función de linterna muy útil que se activa agitando el teléfono Buena batería para un día y medio de uso Su conectividad WiFi AC Función de pantalla siempre encendida con posibilidad de leer las notificaciones

Podría mejorar…

El diseño en policarbonato le aleja del halo premium de otros materiales usados en gama media A pesar de tener una carcasa que se quita la batería no es extraible Pocos cambios en su sistema de cámaras No cuenta con conectividad NFC El cargador de carga rápida no se incluye con la compra del Moto G4

 

FICHA TÉCNICA DEL LENOVO MOTO G4 2016

Marca Lenovo Modelo Moto G4 2016 Tipo Phablet

 

Pantalla Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Tamaño 5,5 pulgadas Resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles Densidad 401 puntos por pulgada Tecnología IPS LCD Protección Corning Gorilla Glass

Diseño Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Dimensiones 153 × 76,6 × 7,9-9,8 milímetros Peso 155 gramos Materiales Policarbonato, carcasa extraible Colores Blanco / Negro Resistencia al agua Solo a derrames y salpicaduras Lector de huellas dactilares No

 

Cámara Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Resolución 13 megapíxeles (formato 4:3)
9,7 megapíxeles (formato panorámico 16:9) Flash Sí, Flash LED de doble tono AutoenfoqueVídeo Grabación de vídeo Full HD

Estabilización de vídeo Sensor y modos Modo profesional
Captura rápida
Mejor instantánea
Toca (cualquier punto) para tomar la foto
Zoom digital 4X
Modo de disparo continuo
Auto HDR
Panorámicas
Enfoque y exposición manual Apertura f/2.0 Estabilización de imagen No ISO Hasta ISO-3200 Cámara delantera Apertura ƒ / 2.2
Lente gran angular
Flash en pantallaHasta ISO-3200Grabación de vídeo a 720p 30 fps Otros 

 

Multimedia Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Formatos Formatos de reproducción de Audio: MP3, MP4, 3GP, WMA, OGG, AMR, AAC, FLAC, WAV, MIDI, RA
Formatos de reproducción de Vídeo: 3GP, MP4, WMV, RM, RMVB, and ASF Radio Radio FM Sonido Altavoz en la zona superior de la pantalla Funciones  –

 

Software Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Sistema Operativo Android 6.0 Marshmallow Aplicaciones extra Experiencia más pura de Android
Función de linterna al agitar el teléfono
Enviar pantalla a un televisor desde el panel de notificaciones
Información básica con la pantalla apagada (hora, fecha, últimas notificaciones de apps)Google Now a un toquePermisos de apps individualizadosGestión inteligente de la energía Funciones especiales

Potencia Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Procesador CPU Qualcomm Snapdragon 617 de ocho núcleos Procesador gráfico (GPU) Adreno 405 Memoria RAM 2 GigaBytes Tests de potencia  AnTuTu: 44916 puntos
Geekbench: 2603 puntos

 

Memoria Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Memoria interna 16 GigaBytes (10,8 GB libres apróx) Ampliación Sí, con tarjeta MicroSD de hasta 128 GigaBytes
Sistemas de almacenamiento online (Dropbox, Box, OneDrive, Google Drive)

 

Conexiones Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Red Móvil 3G (HSPA+ a 42 Mbps)
4G LTE Cat 4 (hasta 150 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida) WiFi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4 GHz + 5 GHz) Localización GPS A-GPS Bluetooth Bluetooth 4.2 DLNANFC No Conector MicroUSB 2.0 Audio Minijack de 3.5 milímetros SIM nanoSIM Bandas GSM / GPRS / EDGE (850, 900, 1800, 1900 MHz)
UMTS / HSPA+ (850, 900, 1900, 2100 MHz)
4G (B1, 3, 5, 7, 8, 19, 20, 28, 40) Otros Permite crear zonas WiFi, WiFi Direct, enviar pantalla a ordenador o televisor

 

Autonomía Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado

Extraíble No Capacidad 3.000 mAh

6 horas de uso con solo 15 minutos de carga (con el cargador vendido por separado) Duración en reposoDuración en uso Apróx. día y medio con un uso habitual Pruebas de AnTutu Tester 8.169 puntos

 

+ info

Fecha de lanzamiento Disponible Web del fabricante Moto

 

Precio: 230 euros Motorola Moto G4 2016, lo hemos probado