Publicado: El miércoles 23 septiembre 2015, a las 02:30
Visto en: Tuexperto
Warner dejará de ganar 1,8 millones al año por el Cumpleaños Feliz

De entre todas las canciones del imaginario popular, Cumpleaños Feliz es sin duda una de esas que absolutamente todo el mundo conoce. No hay cumpleaños en el que no se entone de una forma u otra, aparece en series de televisión y películas constantemente. Lo que muchos no saben es que Happy Birthday to You, este es su título original, tenía derechos de autor. Cada vez que la canción aparecía en una obra teatral o producción audiovisual, los productores debían pagar los derechos de autor correspondientes a Warner, la productora que los tenía registrados. Hablamos en pasado porque un juez de Los Ángeles ha dictado que en realidad Happy Birthday no está sujeta a derechos de autor y puede ser usada libremente, lo que provocará que Warner/Chapell, una división de Warner Music, deje de ganar el equivalente a 1,8 millones de euros al año.

Warner dejará de ganar 1,8 millones al año por el Cumpleaños Feliz

La noticia ha sido publicada en The Hollywood Reporter, donde informan que George H. King, el juez que instruye el caso, ha sentenciado que hay un error en el registro de la canción que invalida la propiedad de los derechos por parte de Warner y por tanto la canción pasa a ser de dominio público. La canción original fue escrita por Patty Smith Hill, una profesora  de Kentucky, y su hermana Mildred en 1893. 42 años más tarde, en 1935, las hermanas decidieron registrar su popular canción y vendieron los derechos a una empresa llamada Summy Co. Sin embargo, la investigación realizada revela que solamente cedieron los derechos de la melodía y los arreglos para piano, no la letra. Warner adquirió los derechos en 1988 por 25 millones de dólares y desde entonces han estado recaudando millones en concepto de derechos de autor cada vez que la canción era usada en películas, televisión, radio o en cualquier evento público. Se estima que facturan hasta dos millones de dólares anuales gracias al Cumpleaños Feliz, que como ya hemos dicho son casi 1,8 millones de euros.

Tal y como apuntan en El Mundo, una de las pruebas que aportan es un libro de texto de 1927 en el que aparece la letra de la canción, pero no aparece ninguna mención de que esté registrada. Para el juez, no es posible probar que el copyright adquirido por Summy Co y más tarde por Warner, sea válido, por lo que Cumpleaños Feliz ya no costará ni un céntimo a los que quieran usarla con fines lucrativos en cualquier medio de difusión. A pesar de todo, la disputa está lejos de acabar y es seguro que Warner recurrirá la sentencia. No sólo se ha liberado la canción, sino que la acusación pide que  Warner devuelva todo el dinero recaudado a lo largo de los años por una de las canciones más populares de todos los tiempos y que ha sido traducida a cientos de idiomas. Cumpleaños Feliz por fin está libre de derechos, tal y como corresponde a una canción que fue escrita hace ya 122 años.